lunes, 23 de junio de 2014

Franco Battiato y Antony - Del Suo Veloce Volo

Normalmente no soy amigo de los discos en directo, creo que no llegan a plasmar la intensidad y la vibración que toda música en directo transmite (o debería transmitir), quedando muchas veces en un pálido reflejo del original en directo, aunque soy consciente de su importancia y de los notables trabajos que se han publicado en este sentido. Sin embargo, en este caso si quiero hacer una excepción, pues este disco, publicado en 2.013 bajo el sello Universal y grabado en el Teatro Arena de Verona, Italia, es un raro ejemplo para mí. Si bien partimos de un extraño maridaje de artistas (a priori, Battiato y Antony no parecen ser fácilmente combinables), lo cierto es que hay una gran química que empapa todo el disco. Además, desde el punto de vista artístico, el álbum es brillante. Una orquesta más una banda de rock. Una selección de temas muy acertada, arreglos cuidados, extraordinariamente interpretados, gran producción y grabación... todo al servicio de estos dos artistas que brillan a un gran nivel. 

En realidad no es una mezcla homogénea, ya que, a grandes rasgos, puede decirse que el álbum está dividido en dos partes, la primera dedicada a Antony, la segunda, a Battiato, aunque no sea una división perfecta. El álbum comienza con una excelente adaptación de Cripple and the Starfish, que Antony canta con su bella y ambigua voz. La orquesta pone un punto dramático, los arreglos son deliciosos - como todos los que interpreta la orquesta - y el resultado es emocionante, lleno de vida y vibraciones. For Today I Am a Boy, el corte que sigue, comienza con la voz de Antony y poco más. No es preciso un gran acompañamiento, pues la voz de Antony aguanta perfectamente en el escenario, en vivo y desnuda. De hecho, la parte que corresponde a Antony es más orquestal que la de Battiato, que se apoya más en la banda de rock.



Cripple and the Starfish

You are my Sister es una bella canción cantada a dúo por los dos cantantes. Un tema emotivo, de preciosa melodía. Las dos voces, aunque esencialmente distintas, se mezclan a la perfección. La orquesta acompaña con sutiles arreglos, cediendo protagonismo a las voces... Después irrumpe Il Re del Mondo, una oscura y relativamente poco conocida canción de Battiato, que usa la banda de rock y también la orquesta, combinando ambas con maestría... Es realmente impresionante como el conjunto adquiere una gran brillantez, sin duda la dirección artística es impecable. Crazy in Love retoma los suaves toques de piano y la dulzura de las maderas, un tema que, junto con Hope there's Someone, tal vez sea de las canciones más populares de Antony en nuestro país. Resulta muy destacable como se alza la peculiar voz de Antony sobre el conjunto de instrumentos, como vibra, como sube y baja sin aparente esfuerzo, como mantiene las notas sin vacilaciones, sin quiebras ni fallas. Una gran voz.

Como adelanté, Battiato adquiere el protagonismo en la "segunda mitad" del álbum. Se hace acompañar por Alice, la excelente vocalista italiana con la que durante tantos años ha colaborado. La Realtà non esiste es, digamos, la primera canción de esta segunda parte, primero con la orquesta, después suman la banda de rock. Ambos artistas mano a mano, demostrando una vez más que su simbiosis es perfecta, y que por algo ambos nombres han estado, en muchas ocasiones, indisolublemente unidos. Sigue una absolutamente luminosa versión de I Treni di Tozeur, para mí el mejor corte del álbum, con todos los respetos para el resto... La hermosa canción de Battiato revive con nuevas fuerzas gracias a una energética interpretación, maravillosamente cantada por el dúo y tocada por los excelentes músicos. Una delicia llena de pasión y fuerza. Algo similar sucede con E ti Vengo a Cercare, una profunda y poética canción renacida por el brío de la interpretación, adaptada con maestría para este álbum. Después uno de los típicos medleys de Battiato, con dos himnos clásicos del italiano correspondientes tal vez a su época de mayor popularidad, Bandiera Bianca y Up Patriots to Arms, dos de los temas más reivindicativos de sus ya de por sí inconformistas letras. 



I Treni di Tozeur

En definitiva, Del Suo Veloce Volo es un álbum perfecto para redescubrir el arte de ambos cantantes gracias a un puñado de canciones de impecable factura y excelentes interpretaciones de todos los que intervienen en él. Un álbum para disfrutar en tu búnker. Baja las luces y ponte cómodo. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar