miércoles, 2 de enero de 2013

Rock Progresivo Mexicano

La historia del rock progresivo en México es una historia tortuosa y compleja. De sus inicios difíciles, marcados por la represión de un establishment que desconfiaba abiertamente del mensaje que las bandas de rock defendían (baste decir que en el año 1.991 hubo tantos conciertos de rock en México como en los veinte años anteriores), hemos pasado a un presente importante e influyente en el progresivo centroamericano y suramericano. Importado de Estados Unidos a finales de los cincuenta, el rock despuntaba tímidamente en México con grupos como Los Locos del Ritmo o Teen Tops, formaciones que se dedicaban a hacer inofensivos covers de los éxitos que venían de la frontera norte. No fue hasta finales de la década siguiente cuando algunas bandas comenzaban a elaborar su propio lenguaje. El rock se transformaba y eso no pasó desapercibido a las autoridades: la primera piedra de toque represiva vino con la supresión del Festival de Rock de Avándaro, réplica mexicana de Woodstock, considerado por las autoridades como un espectáculo "degenerado" por las drogas y el libertinaje. Así las cosas, el rock se recluyó en garitos underground - los llamados hoyos funkies -, donde las nuevas bandas de rock tenían libertad para tocar en la clandestinidad, por decirlo de alguna manera. Era una corriente subterránea, pero mantuvo vivo el rock en este país.

Transcurrieron más años de oscuridad hasta finales de los setenta, fechas en las que el resto del mundo veía como el progresivo decaía poco a poco, tocado por la ola del Punk y la música Disco. Y aún con retraso, pero de manera firme, bandas de rock como Dug Dug's, Nuevo México o Nahuatl incorporaban a sus canciones toda la herencia musical de una década de progresivo en el mundo. Eran grupos que copiaban literalmente a sus héroes, por lo general. Algo más adelante llegó la madurez del progresivo mexicano, impulsado por las corrientes intelectuales y culturales surgidas del ambiente universitario, bandas como Delirium, Nazca, Chac Mool o Vía Láctea, grupos plenamente experimentales que representaban la vanguardia del rock en el país. Hoy en día, el rock progresivo mexicano tiene una gran influencia e importancia, con notables festivales a lo largo de la geografía, y una nutrida formación de bandas que garantizan larga vida al progresivo en México. Repasemos algunos de estos grupos.


Chac Mool (1.979 - 1.985)


Muy influídos en un primer momento por Pink Floyd y King Crimson, Chac Mool despuntó rápidamente como una de las bandas más innovadoras y originales de la escena prog de la época. Incorporaron a su música instrumentos como el mellotron, el violoncelo o los sintetizadores, en una curiosa amalgama de sonidos. En 1.980 publicaron Nadie en Especial, álbum debut que cosechó un notable éxito y que les llevó a realizar giras por el país. Album netamente prog, con temáticas futuras, distópicas, irónicas e imaginativas. Incluso estuvieron a punto de ser teloneros de Queen en su país, posibilidad frustrada por asuntos financieros. Un segundo disco, Sueños de Metal, de 1.981, repite la tónica del anterior. A partir de ahí, firman un nuevo contrato con Warner y desaparecen del progresivo, para dedicarse al pop, lo que produce al grupo una crisis de identidad y, finalmente, su desaparición.

Chac Mool - Un Mundo Feliz (1.980)


Delirium (1.985 - 2.011)


Melódicos e influidos por las grandes bandas progresivas italianas como PFM, especialmente por su abundante uso del violín. Cercanos al rock sinfónico, Delirium tuvo una fugaz existencia en la escena prog propiamente dicha. Muy apreciados por buena parte de la crítica en México, Delirium publicó un primer álbum en 1.985, titulado Primer Diálogo, realmente el segundo trabajo, pues el primero, El Teatro del Delirio, sólo pudo publicarse años después. La banda muestra una interesante mezcla de sonidos, con gran carga de sintetizadores y largos pasajes instrumentales. Música intensa, sin concesiones a los espacios vacíos. Tras un parón en los ochenta, volvieron a reunirse en los noventa, pero ya como banda de pop. Sin embargo, Primer Diálogo ha quedado como uno de los mejores trabajos del prog mexicano.

Delirium: Primer Diálogo, álbum completo (1.985)


Cast (1.978 - 2.008)


Los músicos que componen esta banda comenzaron a tocar de manera más o menos aficionada a finales de los setenta, pero no fue hasta mediados de los noventa, y gracias a Internet, cuando adquirieron una gran notoriedad, dentro y fuera de su país. Todavía activos, y muy prolíficos, por cierto, Cast sorprenden por un progresivo sinfónico de enorme calidad, continuando las últimas tendencias progresivas europeas y norteamericanas. Capitaneados por el teclista Alfonso Vidales (a la sazón fundador del prestigioso Festival BajaProg), la banda ha ido evolucionando, cambiando su estilo, asumiendo influencias barrocas, medievales, étnicas, fusión, etc. pero actualmente desarrollan un neo-progresivo de alta calidad. Múltiples formas de expresión, cambios insospechados de compás, variación en los tiempos... una de las formaciones más interesantes de la actual escena progresiva mexicana.

Cast - The Mirror's House (1.996)


Caja de Pandora (1.981 - 2.006)


A pesar de abarcar 25 años, Caja de Pandora sólo ha publicado dos discos. El primero de ellos, titulado como la banda, ha quedado en la memoria como uno de los más importantes álbumes del rock progresivo mexicano (junto con Primer Diálogo de Delirium y el primer disco de Iconoclasta, que luego revisaremos). Los comienzos de esta banda fueron humildes y difíciles. El primer álbum fue publicado a expensas de los propios miembros de la banda. Unas pocas copias traspasaron las fronteras norteamericanas y allí comenzó un lento proceso por el que Caja de Pandora llegó a ser relativamente conocido en Estados Unidos y el álbum llegó a cotizarse muy bien. Poseedores de un estilo instrumental muy particular, Caja de Pandora pasa por ser una de las bandas más talentosas. Particularmente interesante es el trabajo de su teclista, Alejandro Lomelín, aunque el resto de integrantes brilla a una gran altura. Influencias de la música clásica, del rock y el jazz condensadas en personales temas cortos e intensos. Para disfrutar.

Caja de Pandora - Caja de Pandora, álbum completo (1.981)


The High Fidelity Orchestra (1.982 - 1.984)


Su nombre sugiere pelos a lo afro, grandes patillas y pantalones de campana con lentejuelas, pero lo cierto es que fue un grupo de rock progresivo mexicano bastante valorado en su época. Fundados por el guitarrista y teclista Jesús González, The High Fidelity Orchestra partió de planteamientos cercanos a King Crimson (lo que pone de manifiesto el retraso que el prog mexicano tenía con respecto al resto del mundo). Música ácida, poco accesible en primera instancia, muy bien ejecutada. Su primer disco, publicado en 1.982 fue toda una sensación, pues rápidamente fue considerado tanto por la crítica mexicana como por la estadounidense uno de los trabajos más relevantes de aquél año. Un torrente de creatividad que impactó a una audiencia un tanto adormecida por publicaciones poco atrayentes. El segundo disco, My Girl, publicado dos años más tarde, no convenció y la banda se esfumó de la escena prog.

The High Fidelity Orchestra - The High Fidelity Orchestra, álbum completo (1.982)


Iconoclasta (1.982 - 2009)


Muchos expertos consideran que Iconoclasta es a México lo que Pink Floyd es a Inglaterra. Tal vez  la banda más importante del progresivo mexicano, con muchos y fieles seguidores, y una reputación envidiada hasta por bandas de otros países. Según uno de sus miembros fundadores, el guitarrista Ricardo Moreno, la banda comenzó tocando hard rock de gran tonelaje, pero luego decidió dar un giro para adentrarse en el progresivo. Esa fue la clave que les hizo ser reconocidos tanto en su país como en Estados Unidos y Europa. El primer álbum, titulado como la propia banda, pasa por ser uno de los mejores del progresivo mexicano. El hecho de que carecieran de financiación externa les llevó a publicarlo creando su propio sello, Discos Rosenbach. Con influencias de grupos tan representativos como Genesis, ELP o King Crimson, Iconoclasta sabe crear, a pesar de todo, un trabajo con una personalidad muy marcada, música llena de equilibrio soberbiamente escrita e interpretada. La banda ha ido evolucionando con el tiempo - más de una docena de discos avalan su trayectoria -, aunque siempre se han mantenido fieles al progresivo.

Iconoclasta - Fuera de Casa (1.982)


Nobilis Factum (1.982)


Tan sólo un álbum bastó a Nobilis Factum para entrar en la historia del progresivo mexicano. Nobilis Factum era, en sus inicios, un taller de composición donde bullían las ideas de sus componentes. Tras una época de vacilación, en la que la incipiente banda buscaba su propio camino a medio camino entre el jazz y el rock progresivo, todo culminó en Mutante, un álbum publicado en 1.982 que fue inmediatamente aclamado como una excelente muestra de rock, creada por un conjunto de músicos de gran solidez y competencia, todos sus miembros tocando los teclados, muy bien apoyados por las guitarras, el bajo y la batería, aunque el peso de la música está soportado por los sintetizadores, que en todo momento suenan al estilo europeo. Partes jazzísticas se intercalan con otras más melódicas, en un álbum que ofrece muchos pasajes interesantes y llenos de variedad...

Nobilis Factum - Mutante (1.982)


Nazca (1.983 - 1986)


Nazca fue una banda que desarrolló su efímera carrera en las ominosas corrientes del RIO, esto es, rock in opposition o rock en oposición. El RIO es una tendencia rupturista del rock, decididamente contraria a las formas establecidas, un movimiento de rebeldía que luchaba por romper los esquemas establecidos por las compañías de discos, que dictaban sus directrices estéticas, a través de música rabiosamente iconoclasta. Acometieron con libertad absoluta, tanto de formas como de instrumentación, la tarea de sostener un movimiento underground que se mantuvo, contra viento y marea, si bien hoy en día no deja de ser un estilo oscuro y poco conocido. Los mexicanos Nazca partieron de esas premisas, creando música extraña, compleja, inquietante y trágica. La improvisación y la vanguardia se funden en los dos discos de estudio que publicaron, Nazca (1.985) y Estación de Sombra (1.986). Irónicamente se dice de su música que es óptima para sacrificios mayas en la cúspide de antiguas pirámides. Lo que queda claro es que Nazca continuó con calidad la línea iniciada por bandas como Henry Cow o Stormy Six, muy pocos años después de que el rock progresivo fuera tolerado por las autoridades. Todo un avance.

Nazca - Estación de Sombra (1.986)










11 comentarios:

  1. Gran Post. Una vez más he comprobado gracias a vosotros cuánto hay por descubrir en este submundo que es el progresivo y el sinfónico. Iconoclasta me ha atrapado desde el principio. Gracias mil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nieves... hay mucho por descubrir, mucha música esperando a ser escuchada... Iconoclasta es uno de los mejores grupos que México ha dado, es el que más éxito ha tenido sin duda alguna... muchas gracias por opinar!

      Eliminar
  2. Muy interesante escrito, enhorabuena. La verdad estos grupos los desconocía por completo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Jorge, siempre es una buena oportunidad para conocer nuevos sonidos, nuevas canciones, y si es en el Búnker, mejor, jajajaja!!

      Eliminar
  3. No se de donde sacaron la información, pero Nobilis Factum no tenia lider, los cuatro componíamos y los cuatro tocábamos sintes además de nuestro instrumento principal, saludos. Guillermo Nava.

    https://www.facebook.com/NobilisFactum?ref=tn_tnmn
    para todos los que quieran ponerse en contacto con nosotros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nadie mejor que tú para corregir esta parte dedicada a tu grupo, Guillermo. Sentimos el error, y también te agradecemos que hayas intervenido, es un placer para nosotros contar con tu presencia aquí. Ya está solucionado de acuerdo con tu comentario.
      Muchas gracias de nuevo y saludos.

      Eliminar
  4. Muy buen post!! No conocía ha casi ninguno y estoy escuchandolos en YOutube. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, Tribhu, bienvenido al búnker...

      Eliminar
  5. Muchísimas gracias por este excelente post, ya conocía a la mayoría de hecho en estos días he estado escuchando a Iconoclasta (debut) y bastante acertada tu opinión, lastima que muchas de estas bandas son casi desconocidas en nuestro México, ojala algún día la gente mira hacia atrás (musicalmente) y se den cuenta que en México no solo hay música mediocre, si no que siempre ha tenido pilares fuertes y sólidos, que lo moderno ya sea bastante mainstream (y del malo) ya es cosa de cada quien, los que conocemos estas joyas siempre sabremos que hubo grande Música! PD: Gracias a el post descubrí a HFO y a Nobilis Factum ambos unos monstruos! Saludos desde Acapulco!

    ResponderEliminar
  6. Indudablemente México ha sido un gran semillero de grandes grupos de rock progresivo. Grupos con una gran calidad y en el nivel de los extranjeros. Como muestra tenemos a Iconoclasta, el más representativo de este género en nuestro país.

    ResponderEliminar
  7. En mi muy personal punto de vista y recurriendo a la propia antología, quienes dieron el primer paso firme dentro del progresivo Mexicano fueron DECIBEL y NAZCA. Digamos en la oscura escena del Rock Progresivo en México.

    ResponderEliminar

Buscar