martes, 9 de octubre de 2012

Jeff Lynne: Long Wave


Se me hace extraño escribir un título de una entrada en el que aparezca el nombre de Jeff Lynne. Y es que 22 años de espera desde su último disco  u 11 desde su último trabajo, Zoom, bajo la denominación E.L.O. desaniman al más pintado. Debo confesar que, tras más de treinta años disfrutando con la música de Jeff Lynne, esta reseña puede tener un sesgo más emotivo que otra cosa, aunque esto tiene un lado malo, pues después de escuchar Long Wave me siento como aquel maestro que tiene que regañar a su alumno más aventajado. 

¿Significan estas palabras que Long Wave es un mal disco? En absoluto. Long Wave es un buen álbum, pero deja un sabor agridulce en la boca. En mi opinión Jeff Lynne está entre los cuatro constructores de canciones más geniales de las últimas cinco décadas (junto con John Lennon, Stevie Wonder y Freddie Mercury). Y después de tantos años de espera (salpicados aquí y allá con producciones a otros artistas no siempre luminosas), el álbum no es exactamente lo esperado: versiones de temas clásicos, que según cuenta el propio Lynne, marcaron su niñez y juventud. A modo de homenaje, escoge - hay que decir que con indudable buen gusto - un puñado de estas canciones, interpretándolos a su manera. El resultado es una curiosa mezcla de estilos propia de una personalidad ecléctica, que después de más de cuarenta años dedicada a la música, se vuelve nostálgica y vuelve a sus orígenes, de ahí que, desde algunos aspectos como el de la armonía, este disco está más cerca de su primera época con Idle Race, allá por los sesenta, que sus últimas aventuras musicales, ya que en definitiva estas canciones todavía envolvían e influían a un joven que se abría paso poco a poco en su carrera artística. Y en estos tiempos de automatismo y desidia, se agradecen estos toques de rock y pop clásicos, hechos artesanalmente, sin grandes despliegues tecnológicos  como esta música requiere. 

Como no puede ser de otra manera, el álbum está primorosamente producido en general... las guitarras suenan perfectas, elegidas con mimo y elegancia, ejecutadas con maestría y talento y los arreglos de teclados son discretos pero efectivos; recuerdan mucho a sus producciones de los noventa. No puede decirse lo mismo de la percusión. Jeff Lynne es un batería modesto, y eso se nota en el resultado final. Pienso que estas canciones necesitan más dinámicas, más flexibilidad y más recursos estilísticos, no meramente un bang-bang-bang-bang, óptimo para muchas cosas, no así para revisar clásicos de los cincuenta y sesenta, por más que se les dé una envoltura moderna. Y en cuanto a la voz, Lynne ha cuidado su garganta, desde luego, y aunque no haya elegido temas demasiado exigentes con la tesitura vocal, todavía mantiene su personalidad y su talento, algo envidiable después de tantos años cantando.


Jeff Lynne - Mercy Mercy

Long Wave es un disco repleto de momentos preciosos. Su primer corte, y sin duda el mejor del álbum, es una adaptación del She de Aznavour, en la que Lynne recupera lo mejor de sí mismo y lo utiliza para recrear magistralmente esta bella canción con sensibilidad y un gusto exquisitos, con energía pero con contención, y tiene unas armonías corales simplemente geniales. Una de las mejores versiones que he escuchado de este gran clásico. If I Loved You es otro hermoso tema que permite comprender el porqué de la música de este compositor y productor. Sus cambios de acordes, sus armonías, su tono melancólico... son ingredientes que permiten a Lynne expresarse con naturalidad, como pez en el agua. No sorprende en absoluto que haya escogido este tema de Rodgers y Hammerstein pues utiliza el lenguaje que ha encandilado durante años a los seguidores de Lynne. Además, saca del desván sus genuinos arreglos de teclado que tanto encanto han dado a sus producciones, qué alivio. 

So Sad (To Watch Good Love Go Bad) es un clásico de Don Everly, el mismo de los Everly Brothers, célebre dúo norteamericano, muy influyentes también no sólo en la música de Lynne, sino también en otras bandas como The Beatles, The Eagles o The Beach Boys; es interesante destacar que esta influencia converge en  Lynne por partida doble cuando escuchamos esta canción, pues también se aprecia en esta adaptación la influencia de Lennon y MacCartney, especialmente en la parte vocal. El toque country y el suave vibrato de la guitarra eléctrica hacen que este tema conserve su aroma clásico. Mercy Mercy, el siguiente corte, fue elegido con acierto como adelanto al álbum. El tema de Don Covay da pie a Lynne para una adaptación fresca, más bien desinhibida, con un espíritu clásico muy marcado, deliciosos cambios de acorde, gran instrumentación y cuidados detalles, balance perfecto en el resultado global. El tour de force vocal está en el siguiente tema: Running Scared, de uno de los cantantes y músicos más admirados por el propio Lynne, pues hay que tener valor para versionar a Roy Orbison. Lynne siempre manifestó que Orbison era el mejor cantante de la historia del rock, acercándose a él con modestia, aunque Lynne no está tan lejos de las aptitudes vocales de Orbison, saliendo del paso airosamente. Por lo demás, mantiene la estructura de la canción, simplemente revisándola hacia un sonido más actual.


Jeff Lynne - She

Bewitched, Bothered and Bewildered es para mí otro de los platos fuertes del álbum. Es un precioso tema de Rodgers y Hart,  con una introducción que te atrapa y un aire tristón que lo hace muy atractivo... las cuerdas, los coros, las guitarras suaves, el piano, todo crea una atmósfera llena de encanto; Smile, un clásico de Chaplin, Turner y Parsons, suena maravillosamente en manos de Lynne (personalmente, me gusta más la versión de Franco Battiato, pero esa es otra historia). Es innegable que el inglés ha conseguido dotar a un tema de tiempo lento de viveza y ritmo, tiene un sonido compacto muy atractivo que nos recuerda en todo momento que estamos escuchando una obra de uno de los grandes... Sigue At Last, y agradezco a Lynne la inclusión de este precioso tema, uno de mis favoritos de todos los tiempos, escrito por Gordon y Warren a comienzos de los cuarenta pero sobre todo popularizado por Etta James en 1.960. Recuerda mucho a las adaptaciones que hizo de September Song y Stormy Weather que el propio Lynne publicó en Armchair Theatre. Sí me sorprendió, en cambio, que incluyera Love is a Many Splendored Thing. Cuando se anticipó el contenido de este álbum no hace mucho, no era capaz de imaginarme qué demonios habría hecho con una canción tan ñoña y melosa, seamos sinceros. Pero ha sabido sacar a esta canción de esa atmósfera cheesy e insuflarla vida, cantandola a su estilo - con sus buenos falsetes - y recuperando esta vieja gloria, recordándonos que, a pesar de todo, esta canción tiene una melodía realmente notable.



Jeff Lynne - If I Loved You

En Let it Rock, otro clásico de Chuck Berry, simplemente realiza una instrumentación correcta. Seguramente el rock de los cincuenta sea uno de los estilos más rígidos y menos dados a la improvisación, al menos en cuanto a su estructura y acordes (hecho que motivó la ruptura del beat británico, sacando al mundo del sopor del rock clásico). El último tema de la edición europea es tal vez el menos afortunado, ya que Beyond the Sea, bonito tema escrito por Lawrence y Trénet no es apto para una versión, al menos tal y como Jeff Lynne nos la propone. No acabo de ver el truco a esta versión, para mí un tanto forzada, que no adapta con gracia - como hizo en Love is a Many... - y que no parece llevar a ninguna parte. Lástima, creo que es un punto débil en Long Wave.

Así que tal vez este álbum no aparezca en los primeros puestos de los Cuarenta Principales ni lo anuncien en la tele ni en los telediarios como hacen con otros artistas, aunque me gustaría equivocarme. Porque, con todas sus virtudes y también con algunos defectos, Long Wave es un buen disco. Sólo apto para nostálgicos de los grandes clásicos y para nostálgicos de Jeff Lynne, entre los cuales me encuentro, para bien y para mal. Un disco hecho por nuestro alumno más aventajado, que tal vez desencanta por las grandes expectativas que una gran figura como Lynne ha despertado siempre, si bien estas expectativas las ponemos los que estamos al otro lado, y la realidad no tiene por qué coincidir con nuestras esperanzas. Un trabajo honesto que no engaña y que merece la pena disfrutar. Aunque toque él mismo la batería. Por fin Lynne vuelve, y más fiel que nunca a su estilo y a sus raíces, y esto es de agradecer.





22 comentarios:

  1. Un placer volver a charlar, aunque sea virtual y anónimamente, contigo después de tantos años. Me alegró mucho saber de tí y encontrarte en el blog de Héctor.

    Veo que sigues conservando la afición a la música y casi los mismos gustos musicales. Pero esta vez no opinaré sobre ellos sino que me alegraré de que te hayas reencontrado con la música de tu pasado aunque no te haya convencido como entonces. Serán los años.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es un placer volver a hablar virtual y anónimamente contigo, no llegué a jedi... solamente me falta saber quién eres!! No te localizo, aunque lo intento, jajajaja!! Para mí también fue un placer entrar en el blog de Héctor, que es estupendo. Y claro, sigo conservando la afición por la música, cómo no, con los mismos gustos musicales, o casi, el caso es que no he evolucionado, jajaja!! Pasan los años ya ves.

      Como dicen los espiritistas: "¡¡Muéstrate!!" Jajajaja!!

      Un abrazo para ti también!

      Eliminar
    2. Te contesto aquí para no incordiar en el hilo con algo que a tus lectores les puede resultar cargante.

      Con lo de los espiritistas te vuelven a salir los grupos de la adolescencia. Ja, ja, ja. Mejor me quedo como friqui, ya que a tí te gustaba aquella música " per se", y a mí me gustaba porque era la que usaban en los programas de ovnis de la época.

      Soy Miguel, por eso te encontré en el blog del gato.

      Un abrazo

      Eliminar
    3. Miguel, claro, jajajaja!! Perdona... me alegra mucho tomar contacto contigo de nuevo, han pasado tantos años!! Oye, que a mí me encanta ser friqui, lo llevo con orgullo! Jajaja!! Si, desde siempre me ha gustado esta música... no sabía que a ti también pero por otros motivos... hum, no sabía yo que te gustaban los programas de ovnis y eso, yo me los veía todos, aunque siempre con cautela...

      Pues espero que nos sigamos viendo por aquí y en el blog del gato.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Me parece exelente y jugada la critica a este disco,soy fanatico de ELO y sobretodo del padre de la criatura...el gran Jeff... pero sin duda quiso darse un gusto muy especial versionando temas muy caros a su historia y sentimientos,imagino;lo cual me dejó con ganas de mucho mas,mucho esperar para muy poco.Solo su voz maravillosa e intacta me llena el alma porque me lleva al momento de su gran esplendor con Discovery y Out of the blue por ejemplo.Igual lo amo profundamente por todo lo que me hizo vivir con sus fantasticas creaciones y se que nos va a sorprender en algun momento con un disco de ¡¡¡ aquellos !!! Soy william Alvarez de Colonia,Uruguay,un saludo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, William, un saludo para tí, también muy grande, y sobre todo bienvenido al Búnker... ya veo que eres de los míos, es decir, de los que siempre han seguido a Jeff Lynne. Yo lo escucho desde que teía nueve años, cuando sacaron el Discovery, que por aquella época sonó muchísimo en la radio. Su música es capaz de arrancar emociones... seguro que sabes de qué hablo. Espero que algún día nos sorprenda con un disco de aquellos, como dices... muchas gracias por tu comentario!!

      Eliminar
  3. Grande Jeff Lynne... Talento para dar y tomar... Sólo discrepo en un detalle.. la voz de Orbison es incomparable (en mi opinión, por supuesto)... Saludos y Suerte.

    P.D: El Mystery Girl de RO le debe mucho a la brillantez de JL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande, efectivamente, grande entre los grandes! En realidad estoy de acuerdo en que Orbison es incomparable y tuvo una voz que tal vez no vuelva a repetirse... Mystery Girl es un disco que brilla, como dices, gracias a la producción de Lynne, creo que las canciones en las que participó están a mayor altura que el resto, con permiso de Bono...

      R., gracias por el comentario y bienvenido!

      Eliminar
  4. Para mi es una auténtica delicia escuchar este disco de JEFF. Otra muestra más de su valía y capacidad para producir diferentes estilos musicales.

    Amigo Mr. Crow, ¿has escrito tú este artíclo sobre LONG WAVE? Me parece sencillamente perfecto.

    Mi pregunta es si estarías dispuesto a permitirme que lo copie y lo lance desde ELO ESPAÑA junto con la firma de su autor y el enlace correspondiente hacia este blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pepe, qué bueno estar en contacto contigo... Ya sabes cuanto hemos esperado este nuevo disco!! Es una mezcla preciosa de estilos, es un acierto que haya escogido estos temas tan representativos y al mismo tiempo tan variados...

      Muchas gracias por tus palabras acerca de mi reseña, por supuesto será un honor que aparezca en Elosp.com, así que ya sabes, copia y pega, jajajaja!! Y si necesitas algo, no tienes más que pedirlo...

      Un abrazo!

      Eliminar
  5. Muy Buena crítica. Particularmente no me dejó un sabor amargo. Ha dejado al desnudo sus influencias musicales pero poniéndole su impronta. La simpleza con que resuelve las versiones, denotan un momento de intimidad de Jeff Lynne (con la música que le gusta y ejecutando los instrumentos él mismo) pero compartido a través de este disco con quienes lo admiramos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario, El Chacarero... compartimos admiración por este músico. Es verdad que ha dejado al desnudo sus influencias, creo que se nota que ha disfrutado homenajeando a las canciones que llenaron su infancia y juventud. Bienvenido al Búnker...

      Eliminar
  6. Buah!!! Creo que resumis todo lo que es Jeff Lynne y su Electric light Orchestra. Tengo su discografia completa desde el principio de E.L.O.. Yo la descubrí mucho antes que Discovery, y creo que "ElDorado" es una obra maestra, junto con "On the third day" y "Face the music" son tres trabajos que no me canso de escuchar una y otra vez.
    Este último "Long Wave" ha sido una vuelta a los antiguos tiempos. Otra obra maestra.

    Por aqui hay enlaces como este http://www.felixgjc.com/elo.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paco, he intentado ser lo más concreto posible, podría escribir durante horas y más horas acerca de J. Lynne y su mundo... Yo descubrí E.L.O con 9 años, (eran los tiempos del Discovery), estoy de acuerdo en que Eldorado es una auténtica obra maestra... muchas gracias por tu comentario y por tu aporte!

      Eliminar
    2. Ah! Y en la sección "Rock Progresivo y Sinfónico" encontrarás un par de largar reseñas de ELO II y Eldorado... saludos!

      Eliminar
  7. Saludos. Por casualidad vi hace un par de días en unos grandes almacenes el disco. Auunque siempre me encantó Jeff Lynne, me desconcertó la idea de que se tratase de un disco de versiones,como indicaban algunos títulos.
    Como no lo terminaba de tener claro decidí informarme un poco. Y resulta que no sé como he llegado hasta aquí. Me parece una página excelente, con una crítica del album muy completa.Enhorabuena. Ahora ya no tengo dudas,lo compro fijo. Y si no te importa, te sigo también. Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Saludos, V... no me extraña que te sintieras un poco desconcertado por el disco de versiones, creo que todos esperábamos algo "nuevo", si bien el disco es algo novedoso en sí mismo... Me alegra mucho que hayas llegado hasta aquí en busca de información y que mi reseña te haya servido de orientación, que es para lo que sirven las críticas musicales... Muchas gracias por tus palabras y por seguirnos!! Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Escuche el disco y observo a los fans con cierto desencanto, pero hay que asumir que en este momento es lo que lynne puede ofrecer, y punto. Persiste en sus admiradores aquella juvenil inquietud de esperar el proximo disco, y sencillamente 20 años ha sido mucho tiempo. Un amigo, coleccionista de todas las bandas de rock de la historia, tiene un punto de vista; la creatividad tiene fecha de vencimiento. JL no escapa a esa regla. Recuerdo una anecdota de Regina Spektor: cuando le mencionan que estaría bueno que JL le produzca el disco, ella sencillamente no lo conocía ni de nombre. Al resto de los jovenes le pasa lo mismo, y es que el exilio de nuestro amigo fue mas que significativo. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, hay cierto desencanto entre los seguidores de J. Lynne... por supuesto, nadie espera (o casi nadie) que volvamos a los tiempos del Out of the Blue, pero tal vez sí se esperaba más. Es verdad también que la creatividad tiene fecha de vencimiento, pero quizá algo podría haberse esperado. Hay compositores de la misma edad que van sacando nuevos temas... está claro que, después de 20 años, lo raro es que todavía haya alguien al otro lado!!
      Saludos y gracias por el comentario!

      Eliminar
  10. Yo no puedo creer que el que hizo la crítica de éste magnífico album, hable de la pobre percusión, de melodías vocales no muy exigentes, de la selección de temas, creo que la critica es muy pero muy mala, y no estaba de a´nimo cuando escuchó el disco por primera vez,Jeff Lynne no a cantar Last train to london, es un artista, libre, por eso hizo en éste disco lo que quiso, no tiene nada que demostrar, todo está parejo en el álbum, creo que sería tonto hablar de quién es Lynne, produjo discos para los ex-Beatles. Tiene sello personal en todos su sonídos, Hubieses comprado el último de Petty si querías sacudirte un poco, pero el clima de éste disco es parejísimo y está hecho con un criterio musical que pocos artistas tienen.
    Muy mala tu crítica, son más las contradicciones sobre el disco que lo bueno, no me gusta tu visión errónea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cly, lamento que no te haya gustado esta crítica, pero está claro que hay opiniones para todos los gustos... está claro que Lynne es quien es y ahí está toda su trayectoria, de eso no cabe duda, y tampoco cabe duda de que sigue teniendo grandes fans que le siguen en cualquier circunstancia... muchas gracias por el comentario y por haberte pasado por aquí...

      Eliminar
  11. Según la entrevista reproducida en el siguiente link, parece que el bueno de Lynne sí tiene material nuevo:

    http://elodiscovery.com/downloads/jeff-lynne-ruta-66-dec-2012.jpg

    (Se puede ir directamente al último párrafo)

    ResponderEliminar

Buscar