lunes, 9 de abril de 2012

Rock Progresivo y Literatura (Segunda Parte)

(Continuación de la Primera Parte)


Marco Tulio Cicerón: La República (s. I a.C.)

Deus Ex Machina: De Re Publica (1.995)


Una banda que practica el jazz fusión y canta sus temas en latín tiene que ser forzosamente poco ortodoxa. Tanto es así, que nadie se pone de acuerdo en cuanto al valor que De Re Publica tiene en cuanto a calidad. El disco está basado en la interpretación personal que el cantante de la banda, Alberto Piras, hizo de la sesuda obra escrita por Cicerón. Para algunos, es genial; para otros, caótico. Deus Ex Machina, banda italiana destacada por su eclecticismo - para otros, simple extravagancia - desarrolló un producto delirante, bizarro, excesivo, salvaje... y profundamente cautivador. De este álbum se llegó a decir que es la continuación de King Crimson... inflado con anabolizantes. Ritmos rápidos, cambios en la orientación de la música, letras en latín, las voces, los arreglos intrincados, la alternancia de guitarras metaleras con partes acústicas, todo ello agitado en la coctelera y servido bien frío. No puede dejar indiferente.



Anónimo: El Cantar de los Nibelungos (s. XIII)

German Oak - Nibelungenlied (1.976)

German Oak fue una banda de Krautrock alemana oscura, ominosa, hipnótica y rodeada de una atmósfera un tanto siniestra. De ideología activa, German Oak gustaba hablar de la profunda huella que el nazismo dejó en el pueblo alemán, del sufrimiento que padeció, pero también de la culpa que comparte con los líderes a quienes tan irresponsablemente siguieron los germanos. Como veis, un cóctel amargo y carente de esperanza, lleno de autocrítica y pesimismo. La inspiración musical es nacionalista - por esto fueron a menudo tachados de hacer apología del nazismo, exactamente aquello contra lo que luchaban -, de ahí que su segundo disco, tal vez el más importante de su carrera, esté basado en la epopeya de los Nibelungos, tan arraigada en el subsconciente germano. El drama de Sigfrido y Krimilda sirve a German Oak para crear música metálica, negra, áspera y sin concesiones a la belleza. Por desgracia, la producción de sus discos fue muy pobre. A pesar de ello, han permanecido como un grupo de culto dentro del Krautrock. Sólo apto para incondicionales del progresivo.



Anónimo: Carmina Burana (circa s. XIII)

Ray Manzarek - Carmina Burana (1.983)

El legendario teclista de The Doors desarrolló una inquieta carrera musical después de la muerte de Morrison y la disolución de la banda que le hiciera famoso. Después de un fugaz paso por la estela punk, Ray Manzarek puso todo su empeño en sacar adelante un proyecto genuinamente personal: la adaptación al rock de Carmina Burana, del compositor Carl Orff. La colección de poemas del siglo XIII - escritos por monjes renegados y poetas vagabundos, según el texto del propio álbum de Manzarek - da pie al teclista para crear un álbum conceptual que se ha convertido con el paso del tiempo en una pieza rara y original, mezcla de estilos e influencias, que reinterpreta la partitura original de Carl Orff con guitarras, teclados, bajo... un resultado muy apreciado por la crítica, que considera este trabajo como una joya única. Además, Manzarek contó con la ayuda de Philip Glass en la producción. Por aquel entonces, este compositor estaba muy interesado en ahondar en las características de la obra de Orff (especialmente en el ritmo y la armonía), de ahí que fuera una feliz coincidencia que ambos músicos unieran sus talentos para desarrollar este disco.



Nostradamus: Las profecías (1.555 - 1.568)

Solaris - Nostradamus, Book of Prophecies (1.999)

Hace poco hablamos de esta interesantísima banda húngara y su disco The Martian Chronicles, y hoy volvemos sobre esta banda y su álbum Nostradamus, Book of Prophecies. En realidad no es un disco conceptual, más bien dedica un tema de veinte minutos a la figura y obra del escritor y sus profecías. Solaris mantiene en este trabajo el altísimo nivel desplegado en ocasiones anteriores, conservando la marca de la casa: gran protagonismo de la flauta (a la manera del prog más clásico), densos y brillantes arreglos de sintetizador, protagonismo casi absoluto de los pasajes instrumentales y un sonido poderoso. Además, se adentran en el territorio más sinfónico con la inclusión de un nutrido coro que aporta grandiosidad al conjunto, e incluso se dejan llevar en ocasiones por la influencia de otros estilos relativamente ajenos al progresivo, como la música New Age. En definitiva, un álbum muy valorado por la crítica y el público, considerado como una joya dentro de su producción, en la que abundan soberbios trabajos.

Solaris - The Moment of Truth (Parts I, II)


Samuel Taylor Coleridge: La Oda del Anciano Marinero (1.799)

David Bedford - The Rime of the Ancient Mariner (1.976)

Aunque David Bedford no ha dejado a la posteridad discos que se puedan considerar "fundamentales", sí se puede apreciar en sus trabajos una metódica busqueda de una forma de expresión propia, y en este sentido consiguió su objetivo. The Rime of the Ancient Mariner es un disco no demasiado accesible al público en general, pero sí contiene algunos pasajes dignos de ser recordados. A la manera de los primeros discos de Mike Oldfield - quien, por cierto, colabora con sus guitarras en este álbum -, David Bedford relata las aventuras descritas en el poema del escritor inglés a través de dos largos temas (uno para cada cara del vinilo), de veinte minutos de duración. Fundamentalmente se apoya en los teclados y sintetizadores, Bedford interpreta casi todos los instrumentos, y además se hace acompañar por el coro infantil Queen's College y por el actor Robert Powell, que hace las veces de narrador. El fragmento del álbum conocido popularmente como The Rio Grande es absolutamente memorable.



Friedrich Nietzsche: Así habló Zarathustra (1.883 - 1.885)

Museo Rosenbach - Zarathustra (1.973)

De la rigurosa interpretación del libro del filósofo que anunció la muerte de Dios y el nacimiento del Superhombre, los italianos Rosenbach publicaron el álbum Zarathustra, una de las obras más importantes y fundamentales del rock progresivo. La banda plasmó la ideología nihilista en su música, diseñando primero y después construyendo un imponente edificio, hecho de virtuosismo, inspiradas melodías, solidez en el concepto y en la ejecución de unos temas puestos al servicio de la expresión de ideas. Este edificio contiene cambios de compás y tiempo, gran lirismo, voces impactantes, arreglos perfectos... música estudiada hasta el más mínimo detalle para crear una obra impresionante, sin duda una de las piedras angulares del progresivo italiano. Cuenta, además, con todos los ingredientes del rock clásico de principios de los setenta: flauta, mellotron, piano, guitarras y bajo en constante virtuosismo, sección de orquesta en las dosis adecuadas, y todo ello apoyado por una batería espectacular. Un hito del progresivo.



Sir Arthur Conan Doyle: El Sabueso de los Baskerville (1.902)

Clive Nolan y Oliver Wakeman - The Hound of the Baskervilles (2.002)

Si algo no se les puede reprochar a Clive Nolan y a Oliver Wakeman es falta de imaginación, que corre a raudales en este precioso álbum inspirado en la novela homónima de Arthur Conan Doyle. Las aventuras de Sherlock Holmes relatadas en clave de rock, con dosis exactas de recursos operísticos y orquestales, que logran ambientar de forma brillante la estética y la atmósfera que la narrativa requiere. Una obra llena de atractivo, deliberadamente retro, que engancha desde su intrigante obertura. Además, ambos músicos se rodean de competentes colegas, como Arjen Lucassen (Ayreon), Peter Banks (Yes), Tony Fernández (de la banda de Rick Wakeman, el papá de Oliver) y el actor Robert Powell (el mismo de The Rime of the Ancient Mariner). Teclados intrincados y guitarras poderosas al servicio de la narración, que hace las delicias de todo aficionado al progresivo, en una vertiente algo más dura, y también a cualquier aficionado a la música hecha narrativa de ficción, en el que ambos autores superaron el gran nivel alcanzado en Jabberwocky, publicado tres años antes.

Clive Nolan y Oliver Wakeman - Shadows of Fate


Julio Verne: Varias obras

Mangala Vallis - The Book of Dreams (2.002)

El álbum del grupo italiano Mangala Vallis Book of Dreams es todo un homenaje a la figura del afamado escritor Julio Verne. Tanto es así, que fue publicado el 8 de febrero de 2.002, exactamente 174 años después de su nacimiento. Para ser exactos, el álbum se inspira en las siguientes obras: Veinte Mil Leguas de viaje Submarino, La Vuelta al Mundo en Ochenta Días y Viaje al Centro de la Tierra. Aunque es netamente neo-progresiva, la banda mantiene un claro gusto por el sonido clásico de los setenta, utilizando instrumentos de aquella época como el órgano Hammond, el sintetizador Minimoog o el Mellotron, incorporando, además, otros instrumentos como el saxofón o la viola. Ello les ha llevado a ser comparados con bandas clásicas como Genesis o Gentle Giant. Rock progresivo que no pretende innovar, sino volver a recorrer el camino que abrieron los grupos de los setenta, música equilibrada que no experimenta, pero si convence dada su calidad, representada por músicos muy competentes y disciplinados, que buscan un sonido en conjunto, lejos de individualidades...

También se inspiró en Julio Verne, y más concretamente, en su obra "Viaje al Centro de la Tierra" el legendario teclista Rick Wakeman. En este enlace teneis una reseña que hicimos a este importante álbum.

Mangala Vallis - The Book of Dreams


Edward Albee: ¿Quién teme a Virginia Woolf? (1.962)

Sigmund Snopek III - Virginia Wolf (1.972)

Imaginad que teneis una figura de madera que representa una forma geométrica simple, digamos, un cubo; que en una mesa habeis practicado un orificio con forma triangular, en cuyo interior no cabe el cubo. Y os piden que, por cualquier método, introduzcais el cubo en la forma triangular. Suponed que durante media hora habeis dado martillazos al cubo hasta que, deformado, ha entrado en el triángulo. Eso es exactamente lo que hicieron los críticos musicales cuando escucharon el irreductiblemente raro álbum del músico Sigmund Snopek III inspirado en el drama de Edward Albee. Y esta cosa rara, ¿donde la metemos? Es igual, ahí mismo, en el cajón del rock progresivo. Pero no es exactamente progresivo, ni art-rock, ni blues, ni pop, ni sicodelia, ni jazz, ni siquiera fusión. Es un objeto extraño e inclasificable que llegó a ser tildado de esquizofrénico. Es como uno de esos "puzzles en 3D" que se pusieron de moda hace un tiempo. Quedate un rato mirandolo, a ver si logras descubrir qué tiene dentro.


Sigmund Snopek III - Song of a Nation











6 comentarios:

  1. Excelente, como el primero!! De los que conozco mi favorito es el de Solaris, una obra maestra. hay mucha novedad para mi, tendré que ir escuchando lo que aún no está en mi discografía porque promente!!

    De nuevo, una reverencia para Mr. Crow!!!

    ResponderEliminar
  2. Solaris es un grupo que a mí me parece excelente, mezcla de los tiempos modernos (en aquella época, claro) y progresivo clásico... aunque me gusta más The Martian Chronicles, el que he citado aquí también es un gran disco. Tengo que reconocer que los álbumes que he citado aquí son bastante raros, en general, exceptuando el de Solaris y el de Museo Rosenbach, hay algunos que no son muy conocidos. Realmente, hay tanta influencia de la literatura en el progresivo que he tenido que descartar muchas cosas. Casi estoy pensando en hacer una tercera parte, veremos el material que hay.

    Un placer, como siempre, y gracias!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Me chifla el artículo! Es precioso, desde el principio hasta el final te engancha para seguir leyendo, me he quedado pegada a la pantalla, hasta que no he terminado de leerlo no he parado. Me encanta, es uno de los mejores que te he leído últimamente, Mr. Crow. Igual es porque los temas van conmigo casi al 100%, no sé. En cualquier caso, ¡enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, está claro que para ti la Literatura - así, con mayúscula - es muy importante... imaginaba - o esperaba - que te gustase. Muchas gracias por el comentario, iNe... como le comenté a Alvaro, tengo que ver si hago una tercera parte. Me parece un tema muy interesante para ahondar en él. Gracias!!

      Eliminar
  4. Excelente artículo! Un placer pasarse por aquí y seguir aprendiendo tantas cosas siempre ;) ¡ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Víctor!! Me alegra que os guste el artículo. Para mí también es un placer investigar y buscar nuevos temas que puedan interesar...

      Eliminar

Buscar