lunes, 23 de abril de 2012

Mike Oldfield: Music of the Spheres (por Irene Sanz)

Una maravilla de principio a fin. Así describiría yo, en términos muy generales, el último de los trabajos del gran Mike Oldfield, todo un símbolo internacional de la música de calidad. Este hombre ha conseguido desde sus inicios encandilar y enamorar con su música a millones de personas en todo el mundo, y una servidora se cuenta entre ellas, aunque pese sobre él la “baja calidad”de algún que otro trabajo que no merece la pena mencionar. El caso es que Oldfield es un grande de la música, y cuando pase a la historia siempre será recordado como tal: un grande. Habrá un antes y un después, eso no sirve negarlo. Actualmente tiene un peso primordial en el mundo de la música. Todos nosotros en algún momento hemos sonreído al escuchar alguno de sus muchos temas, y no es para menos.

Tras muchos años de andadura musical, Oldfield saca a la venta Music of the Spheres, en 2008, un álbum enteramente orquestal del que el propio artista dice lo siguiente:

In this world, everything has a pulse or a vibration. This sound is unique to each living or non-living thing and in itself creates a music that no-one can hear. I believe that this has a very powerful resonance with, and a deep effect on our lives. What would happen if we took this further and applied it to bigger things, more powerful things; like an entire solar system or galaxy say, what would that sound like?

Musica Universalis is the ancient theory that every celestial body has an inner music. Music of the Spheres is my interpretation of this theory.

(En este mundo, todo tiene un pulso o una vibración. Este sonido es único para cada cosa viva o no viva, y en sí mismo crea una música que nadie puede escuchar. Creo que esto tiene una resonancia muy potente y un profundo efecto sobre nuestras vidas. ¿Qué pasaría si nos llevase a más y fuese aplicado a cosas grandes, a cosas más potentes?; si todo el sistema solar o la galaxia hablasen, ¿cuál sería ese sonido? Musica Universalis es la antigua teoría que habla de que cada cuerpo celeste tiene una música interior. Music of the Spheres es mi interpretación de esta teoría).

Así pues, nos encontramos ante una obra puramente interpretativa acerca de la música que produce cada cuerpo celeste, una música que reside en cada cosa del cosmos, y que nadie puede llegar a escuchar, solamente a interpretar y a soñar. En el mejor de los casos, a tratar de imitar. Pero esto no es nada fácil, puesto que se trata de conceptos esencialmente armónicos y matemáticos derivados del movimiento de los planetas del Sistema Solar. Ahí es nada, señores. Como una en el tema es una total profana, tiene a bien centrarse en el aspecto auditivamente estético de Music of the Spheres. Catorce maravillosos temas, divididos en dos partes, conforman este álbum, como ya hiciera Oldfield, si bien de otro modo, con los discos Ommadawn o Hergest Ridge.

Part 1

2.- Animus
3.- Silhouette.
4.- Shabda.
6.- Harbinger reprise.
7.- On my Heart.

Part 2

8.- Aurora
10.- On my Heart reprise.
12.- The Other Side.
13.- Empyrean.


8 comentarios:

  1. No digo nada… Ya sabéis mi opinión. Obra de un genio, así como también un tema apasionante! Felicidades ;D

    ResponderEliminar
  2. Irene Sanz

    Me encantó su hermoso texto, y retrató bien a esta maravilla de la obra de Mike Odfiled ...music of the spheres.
    ¡Felicidades

    ResponderEliminar
  3. Parabéns pelo belíssimo blog, com informações importantes

    e nos mostra o qua há de bom na boa música.

    Felicidades e Paz Profunda.

    Ivanildo Assis.

    ResponderEliminar
  4. Excelente "radiografía" de Music of the Spheres. Saludos! :)

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por todos los comentarios, Víctor, Francisco, Ivanildo y Ricardo, se agradecen mucho!!

    ResponderEliminar
  6. Música más astronomía, todavía mejor, buen análisis del disco, aunque me gustan casi todos los de Mike, jeje! ;)

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias, Juan!!!!! Hombre, yo con Mike tengo ciertos resquemores respecto a algunos discos que considero muy incipientes o muy estrafalarios, pero francamente, éste y otros, sobre todo los más modernos, son extraordinarios...

    ResponderEliminar
  8. Un gran trabajo de Mike Oldfield. Además es un trabajo muy peculiar, que recuerda levemente a los trabajos orquestrales de Tubular Bells y Hergest Ridge, aunque este por su calidad, siempre va a ser un trabajo destacado.

    ResponderEliminar

Buscar