jueves, 1 de marzo de 2012

Solaris - The Martian Chronicles

Uno de los legados más importantes que la literatura del siglo XX nos ha dejado es Crónicas Marcianas, del escritor norteamericano Ray Bradbury. Este libro, que a mi juicio debería estudiarse obligatoriamente en las escuelas, narra, con belleza melancólica y poética un tanto agridulce e ingenua, la epopeya de los humanos que han colonizado - o mejor, ocupado - el planeta Marte, que ya era de los marcianos. Este argumento, este escenario futurista es realmente un encendido alegato contra la xenofobia, la violencia y el egoísmo de la humanidad del futuro, que no es más que la sociedad que Bradbury vivió a mediados del siglo XX, pero extrapolada al futuro (igualmente podría situarse la acción en 2.012). Una sociedad que cree estar en lo alto de la evolución y sin embargo es infinitamente pequeña y débil ante el universo inmenso.

Esta breve introducción de la novela (que también es mi libro favorito) sirve para traeros hoy este magnífico álbum, obra indispensable del progresivo sinfónico (tal vez neo-progresivo) en un momento en que esta corriente pasaba por un momento de declive: The Martian Chronicles, del grupo húngaro Solaris - en su lengua natal, Marsbéli Krónikák -. Esta banda, cuyo nombre tomó de otro relato de ciencia ficción obra de Stanislaw Lem, publicó en 1.984 este álbum, el tercero de una carrera que se prolonga todavía hasta nuestros días. Las Crónicas Marcianas es un disco que sorprende a la primera escucha. Los primeros minutos parecen haber sido firmados por el propio Jean Michel Jarre: aguerridas secuencias sintéticas, compases acelerados que recuerdan tanto al músico francés como a otros compositores de la electrónica setentera, pongamos Legacy o Joel Fajerman, o la imaginería de los Tangerine...  la introducción no parece presagiar lo que vendrá después: complejas líneas de batería, arreglos para flauta extraordinarios, guitarras densas que a veces hacen guiños al metal, pero sobre todo imperan los sintetizadores, por aquella época ya muy evolucionados. Las secuencias programadas, frías y precisas, se alternan con otros pasajes para teclados e incluso piano más humanos, que nos recuerdan en todo momento que es música que habla de personas y de sus circunstancias... The Martian Chronicles tiene ese sentido de la poesía de la que hizo gala Bradbury en su libro; la inspiración no decae en ningún momento, sabe mantener la atención del oyente de principio a fin con una sugestiva sucesión de tiempos, unas veces lentos y melódicos, otras veces rápidos y dramáticos. Esto supone un valor añadido en un disco netamente instrumental, se requiere para ello un arte y una solvencia musical muy grandes. 

Algunos críticos han reprochado a Solaris un - para ellos - inútil intento de recuperar el antiguo esplendor de los clásicos progresivos de los setenta con la inclusión de flautas y la utilización de teclados modernos a imitación de los antiguos artefactos electrónicos, justo en el momento en que este estilo musical pasaba por sus momentos más bajos... creo que podemos perdonarselo a Solaris y a sus Crónicas Marcianas aún en el caso de que esto fuera así, cosa que no comparto. Juzgad vosotros mismos con este vídeo que incluye el álbum completo... y si os gusta haceros con él, ya que me parece un disco que hay que tener en la colección.




Pistas:

1. Marsbéli krónikák I. — 3:34
2. Marsbéli krónikák II.-III. — 6:32
3. Marsbéli krónikák IV.-VI. — 13:15
4. M'ars poetica — 6:39
5. Ha felszáll a köd — 3:58
6. Apokalipszis — 3:44
7. E-moll elõjáték — 0:29
8. Legyõzhetetlen — 2:46
9. Solaris — 4:53
10. Orchideák bolygója — 3:17
11. A sárga kör — 4:54


1 comentario:

Buscar