viernes, 9 de marzo de 2012

Grandes Guitarristas: Robert Johnson

Cuenta la leyenda que Robert Johnson, hijo de un agricultor y carpintero del Mississippi, tenía desde pequeño el sueño de convertirse en un maestro de la guitarra y del blues. Sentado en un cruce de caminos practicaba torpemente con su modesta guitarra, cuando se le acercó un hombre muy alto, vestido de negro. Sin mediar palabra, el joven Robert tendió la guitarra al desconocido. Aquél hombre afinó el instrumento y comenzó a tocar blues con gran maestría. Cuando acabó, devolvió la guitarra a su dueño, convertido en ese momento en un maestro de la guitarra, pues le había sido insuflado el talento del desconocido... ¿Quien era el hombre alto vestido de negro? Pues el Diablo, naturalmente. Una historia muy a lo Fausto. ¿Entregó Robert Johnson su alma, igual que Fausto?

Robert Johnson (1.911 - 1.938) es uno de los cantantes y guitarristas más oscuros, extraños y controvertidos del siglo XX. Pocos datos se conocen sobre su vida, pero sí se sabe que tuvo una existencia poco usual. Horrorizado ante la idea de continuar la tradición agricultora de su familia, el joven Johnson se embarcó en una aventura que le llevaría por cientos de bares, teatros, cabarés y lugares de alterne, donde tocaba blues con otros músicos, sin otro objetivo que sobrevivir gracias a su enorme talento. Casado y enviudado muy joven, Robert era muy conocido por su afición a las mujeres y al alcohol. Incapaz de echar raíces en alguna parte, Robert prefería la vida del vagabundo... su talento y su carácter afable aunque reservado le procuraban siempre algún escenario donde tocar.

En el año 1.936 entra en contacto con Ernie Oertle, que le ofrece la posibilidad de grabar su primer disco, grabado en un estudio improvisado, instalado en una habitación de hotel. El título del álbum fue King of the Delta Blues Singers. Al poco tiempo se publicó el segundo volúmen, pero es muy probable que Robert Johnson no llegara a escuchar este disco en un fonógrafo, pues fue asesinado por un marido celoso, que había dejado al alcance del músico una botella de whisky envenenada con estricnina. No se conoce quien fue realmente el autor del crimen, pero desde luego conocía sus debilidades. Robert Johnson fue enterrado en un lugar desconocido a la edad de 27 años, por tanto es miembro del fatídico "Club de los 27".

Aunque el malogrado músico tuvo poco éxito comercial en vida, ha pasado a la historia del Blues como uno de los más grandes guitarristas y cantantes de esta corriente musical. Artistas aclamados hoy en día como Eric Clapton, Ry Cooder o Robert Plant han reconocido su enorme influencia... y se ha reivindicado para Robert Johnson un lugar en el Olimpo musical, lugar que ocupa justamente. Retomemos la leyenda del Diablo y Robert Johnson, escuchando "Me and the Devil Blues"




Otra de las pistas clásicas de Robert Johnson es "Hellhound on my trail":




9 comentarios:

  1. Un gran misterio, que actualmente sigue fascinando a todos! Precioso artículo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Víctor... una de las leyendas de la música. Fascinante, como dices!!

      Eliminar
  2. Qué flipe de artículo, realmente me ha encantado leer esta historia, Mr. Crow... Engmático, muy enigmático. Johnson debió ser un personaje con un carisma muy especial, un hombre que nació en la época equivocada.
    ¡Genial, me chifla!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia realmente curiosa, ¿verdad? Un personaje extraño donde los haya, aunque tal vez por ser así, es uno de los más grandes del Siglo XX... me alegra que te haya gustado!

      Eliminar
  3. Muy interesante la vida de este desconocido guitarrista, desconocía esta leyenda en la que a través de una guitarra afinada le transmite el dominio sobre dicho instrumento (me recuerda un poco a la película de "La Leyenda de Bagger Bance"), aunque tuvo mala suerte en la vida al morir tan joven. No obstante, su nombre ha pasado a la posteridad!

    Excelente artículo de Robert Johnson, Pablo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hum, no he visto esta película, pero lo cierto es que es un tema recurrente en la historia... no sé qué hubiera sido de este artista si hubiera alcanzado los ochenta años, por ejemplo, seguramente sería mucho más conocido ahora (aunque es un artista muy apreciado por guitarristas de todo el mundo)
      Muchas gracias!!

      Eliminar
  4. Hola de nuevo Pablo! El caso de este chico demuestra, una vez más, que al final el talento es lo único que perdura.. ni el trabajo, ni la disciplina, ni el orden, ni ninguno de todos esos buenos principios... ¡sólo el talento!

    No has mencionado un tema de Johnson que cantaba el otro día por la tele el mismísimo Rey del Mundo actual (a Obama, me refiero): Sweet Home Chicago.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Víctor, me alegra leerte de nuevo!!

      Pues tienes razón, el talento es lo más importante, ahora bien, como dijo Chaplin, todos tenemos un talento, sólo hay que trabajar para desarrollarlo... No sé si eso es cierto o no, pero sí puedo imaginar que Robert Johnson tocó con cientos de músicos que le aportaron su arte y su técnica, y todo esto, al fin y al cabo, te va haciendo mejor día a día...

      Y es verdad que no incluí Sweet Home Chicago, es una casualidad que interpretaran este tema en aquel acto del rey del mundo (rei del mondo, que diría Battiato). Siempre se quedan cosas en el tintero, te agradezco mucho el apunte de este "Sweet Home..." y el comentario!!

      Saludos!!

      Eliminar
  5. Hola Mr. Crow

    Siempre me ha encantado la leyenda urbana de Johnson vendiendo su alma al diablo: forma parte de esa mitología incipiente de la música del siglo XX.

    Muy interesante el artículo, solo una puntualización, si me lo permites: Efectivamente Johnson nunca llegó a escuchar King of the Delta Blues Singers porque el disco (recopilatorio) como tal es muy posterior a su muerte.

    No es que yo sea un gran entendido en Robert Johnson, ni su mayor fan, de hehco llegué a el por la gran cantidad de artistas posteriores del rock que me gustan en los que influyó y que le rindieron homenaje versionando sus canciones.

    Si te interesa el tema, y tienes algo de tiempo, permiteme el atrevimiento de dejarte estos enlaces:

    http://el-pobre-cito-hablador.blogspot.com.es/2013/05/robert-johnson-vendiedo-el-alma-al.html

    http://el-pobre-cito-hablador.blogspot.com.es/2013/05/robert-johnson-vendiendo-el-alma-al.html

    Saludos.

    ResponderEliminar

Buscar