lunes, 21 de noviembre de 2011

William Orbit: Hello Waveforms (por Irene Sanz)

Cuando llega a nuestros oídos el nombre de William Orbit, inevitablemente la mente se nos va al disco Ray of Light de Madonna, o a 13 de Blur. Sin embargo, William Orbit es mucho más que Ray of Light, y más que 13.
Es cierto que este músico, multiinstrumentista, productor y compositor de origen inglés, nacido el 15 de diciembre de 1956, se hizo con una fama del todo justificada gracias al soberbio séptimo trabajo de Madonna, con el cual ganó cuatro Grammys y en total vendió la escalofriante cifra de dieciséis millones de copias en todo el mundo, pero posee entre sus trabajos maravillas de la música como, por ejemplo, Hello Waveforms.

Orbit ha cosechado desde el mismo principio de su andadura musical un extraordinario renombre como músico dedicado al Ambient, al Downtempo, o a la Música electrónica, y ha llegado a ser todo un experto en sintetizadores, guitarra y bajo. En solitario ha publicado la friolera de nueve magníficos discos, cada uno con su propia esencia, sin perder el estilo único y personal de este as de la música, y tres recopilaciones, a cuál mejor. Ha colaborado, además, en el ya citado disco Ray of Light de Madonna, lanzado a la venta en el año 1998, en Rudebox, de Robbie Williams, surgido en el año 2006, y ha remezclado canciones de muy distintos artistas y grupos como Étienne Daho, Sugababes, Pink, Finley Quaye o All Saints.

Precisamente, el disco Hello Waveforms, a la venta el veintiuno de febrero del año 2006, el que hoy nos ocupa, tiene como colaborador al grupo Sugababes en el tema Spiral. Los once temas de los que dispone gozan de la delicadeza, la sencillez, y al mismo tiempo la complejidad de la forma de trabajar de Orbit:

2.- Humming Chorus.
3.- Surfin.
4.- You Know Too Much About Flying Saucers.
5.- Spiral.
6.- Who Owns The Octopus.
8.- Fragamasia.
10.- They Live In The Sky.


Se trata de una soberbia mezcla de música electrónica y ambient, en la que colaboran Kenna y Sugababes en Spiral, y Annette y Paulette Morris en They Live In The Sky, mientras que Laurie Mayer, además de cantar en el tema Bubble Universe (grabado con Madonna con anterioridad), también colabora y compone otras canciones del disco. Por otro lado, a modo de curiosidad, el segundo de los temas que aparecen pertenece a la famosa ópera Madame Butterfly, de Puccini.

Encontramos dentro de Hello Waveforms auténticas demostraciones de conocimiento y finura musical a través, por ejemplo, del tema número diez, They Live In The Sky, con el que, gracias a las increíblemente cristalinas voces de Annette y Paulette, no es difícil evocar un cielo despejado y limpio, un río de aguas claras, o un paisaje armonioso y tranquilo alejado de los desagradables jaleos mundanos. Otro de sus temas, Humming Chorus, nos arrebata una sonrisa, al escucharlo, como nacida del hechizo de su melodía juguetona y de arreglos muy suaves.

La pulcritud y la perfección de este trabajo de Orbit es realmente excepcional, y se podría recomendar su escucha a todos los amantes de la música electrónica de calidad. ¡No os va a decepcionar!


2 comentarios:

  1. Precioso artículo Irene! El trabajo de Orbit también es genial por supuesto pero me encanta esa brevedad con la que explicas perfectamente y detalladamente quien es él… Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Víctor!!!!
    Sí, la verdad es que Orbit ha sido uno de mis grandes descubrimientos personales en este año de cruzada contra el mal gusto, jejejejeje!! Merece muchísimo la pena, al menos, prestarle un mínimo de atención, ¡tiene trabajos apasionantes!

    ResponderEliminar

Buscar