viernes, 4 de noviembre de 2011

Synergy: Electronic Realizations for Rock Orchestra

Viajamos en el tiempo, de nuevo: treinta y seis años atrás, concretamente, a una época en la que no existen los ordenadores personales, ni Internet, ni los móviles, ni los artefactos ideados por Steve Jobs (q.e.p.d.). Las ondas sonoras surcan el aire desde el microsurco a nuestros oídos sin intermediarios digitales; el arañazo en tu vinilo suena cada vez que escuchas tu canción favorita, recordándote que todo es analógico. Los unos y los ceros son tan sólo dígitos, todavía no gobiernan el mundo.

En 1.975, tan sólo unos pocos iniciados se sumergían en el complejo mundo de la electrónica musical, inspirando la misma extrañeza que un físico novato experimenta ante la mecánica cuántica... Synergy (es decir, Larry Fast) era uno de aquellos locos pioneros electrónicos; más parecido a un científico enfundado en su bata de laboratorio que a un músico, Sinergy publica en este año un sensacional disco, fabricado a base de impulsos eléctricos: Electronic Realizations for Rock Orchestra que es, al tiempo, su opera prima, realizada primero de forma tímida a base de "demos" que eran tan sólo la estructura que luego se desarrollarían en el estudio, un trabajo que hoy día consideramos artesanal, pero terriblemente complejo y laborioso, que hace honor al nombre artístico de Larry Fast: la sinergia, o conjunto de elementos cuyo valor excede al de las piezas separadas que lo componen.

Una obra maestra electrónica, con un pie en el rock sinfónico - ya que los planteamientos musicales del álbum son a menudo barrocos, y su estructura orquestal, y responden a las inquietudes de un Larry Fast joven e inmerso en la corriente sinfónica y progresiva que vivía en aquél entonces. El álbum es como una filarmónica hecha de partículas, una obra de ingeniería sonora de la que vamos a escuchar el tema que inicia el álbum, todo un hito y una joya: Legacy, que todavía hoy suena magnífico.




El álbum, que cosechó un enorme éxito cuando se publicó - éxito aumentado por la inclusión del tema que acabamos de escuchar en la banda sonora de los documentales Cosmos, algo más tarde), suscitó también un gran interés popular por los artilugios de la música electrónica. Dejemos esto para los entendidos en estos cacharros analógicos y escuchemos el segundo corte del álbum, Slaughter on 10th Avenue, como vereis, con un precioso comienzo digno del propio Mussorgski.




Aclamado también por la crítica - que colocó el disco en la órbita de otros trabajos afines de Wendy Carlos, Isao Tomita o Rick Wakeman, aunque Synergy siempre mantuvo una personalidad muy determinada -, tuvo poca repercusión fuera de las fronteras de Estados Unidos, de manera que Larry Fast ha permanecido, por desgracia, a la sombra de otros músicos más mediáticos. Electronic Realizations for Rock Orchestra es, sin duda, un auténtico hito en la historia de la música electrónica. Para concluír, el penúltimo corte del disco, Relay Breakdown.




2 comentarios:

  1. ¡Vaya! No tenía yo noticias de nada de ésto, pero escuchando los enlaces que nos has puesto, Mr. Crow, me resulta super interesante, una música de lo más curiosa, y además muy agradable al oído, en mi opinión, ¡me gusta! Es super curioso.
    La portada es fea como ella sola, no le hace justicia a la música ni al personaje.
    Curioso, muy curioso artículo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, iNere... siempre me ha interesado este estilo de los años setenta, es sorprendente que con tan pocos medios (comparado con lo que hay ahora) se atrevieran a publicar cosas que suenan tan bien hoy en día... poco a poco iremos publicando más cosas en este sentido.

    ¿La portada? Bueno, sí, es un poco rara, pero es lo que se llevaba por aquél entonces!!

    ResponderEliminar

Buscar