lunes, 10 de octubre de 2011

Los cinco mejores discos de la música New Age (por Pablo Montero)

Ahora me toca a mí enfrentarme a las difusas fronteras de la música New-Age. Un concepto distorsionado por las influencias externas que han tenido lugar en los años pasados. Esto no es malo, pero sí ha trastocado mucho el qué se entiende por New Age, cajón de sastre de multitud de corrientes y fusiones, hasta tal punto, que incluso dudo de que todavía exista como estilo definido en el momento actual... Partiendo de esta complejidad, y teniendo en cuenta que toda selección personal es precisamente eso, algo subjetivo, ésta es mi lista de los cinco mejores discos de la música New-Age. El orden de cada álbum es lo de menos, tal vez dependa de la época. O del estado emocional. Soy consciente de que, como es inevitable, te dejas en el tintero muchos y magníficos álbumes que sin duda darían para cinco o seis artículos como éste.

Los comentarios, sugerencias y quejas, como siempre, serán bienvenidos.







(Music West Records, 1.991).


No creo que esto sea una sorpresa proviniendo de mí, ya que mi inclinación por este dúo es uno de los secretos peor guardados de la historia. Pero nada es gratis, y si para mí este disco está el primero es por los magníficos ingredientes que componen esta receta musical, indicada para estados carenciales de alegría y bienestar. Este álbum fue el quinto en colaboración de ambos músicos... y para muchos oídos, incluídos los míos, el mejor (y eso que juntos publicaron impresionantes trabajos).

No hay absolutamente nada fuera de lugar en este álbum, nada discordante, no hay relleno, no hay altibajos, tan sólo un ejercicio maravilloso de melodías y arreglos en perfecta conjunción, de principio a fin: desde el primer tema, Enchantment, quizá el más conocido por su difusión en los medios, hasta el último, el atmosférico The Mists of Poe, pasando por Pura Vida - optimista y vital - o Across Frontiers, mi favorita, que a mi juicio contiene los mejores cincuenta segundos de la música New-Age (si alguien tiene curiosidad, de 3'00 a 3'50), aunque el disco es un disfrute entero, que hay que saborear una y muchas veces. Yo, al menos, lo llevo siempre conmigo. ¿Una excentricidad? Puede ser. ¡No, espera...! Lo es. Pero me encanta.

2.- Through the Wall
3.- Pura Vida
5.- Love & Understanding
6.- First Kiss
8.- Many Heavens
9.- The Mists of Poe





(EastWest y Atlantic, 1.996)


A regañadientes he incluído a Vangelis en esta selección ya que, después de más de cuarenta años de carrera, dudo mucho que pueda incluirse al músico griego en la música New Age, tal cual. En tantos años, su música ha experimentado tantos cambios, su paleta musical es tan amplia y su modus operandi tan variado, que no creo que sea una etiqueta que le defina completamente, ni mucho menos, pero el disco elegido sí puede considerarse New Age, en mi opinión. Además, estaba la dificultad añadida de elegir entre un montón de álbumes. Así que descarté los que no soporto - Beauborg, El Greco, Invisible Connections -, luego eliminé los álbumes regulares (The City, Direct), después los buenos, pero con un poco más de relleno (Spiral, Albedo 0,39); suprimí los muy buenos, con una chispa de relleno (Heaven & Hell, Voices, Mask) hasta llegar a dos álbumes: Chariots of fire y Oceanic.

Podría haber colocado cualquiera de los dos, pero Oceanic gana por algunos puntos a Chariots of fire - insisto en que es una simple opinión personal -. Oceanic tiene una ligeramente superior calidad en su contenido. Su delicadeza en las formas, su cuidado en los arreglos, y sobre todo, una desbordante inspiración que no decae ni por un minuto: todas las melodías son absolutamente geniales, sin excepción. Sumergirse en el océano de este álbum es una delicia: con el hilo conductor del mar, comenzamos con una introducción vibrante y espectacular, las sirenas murmuran, haciendo surf sobre las olas, mientras navegamos hacia un puerto español... Las islas del Oriente, campos de coral, danzas acuáticas, recuerdos en azul y una deliciosa canción de los mares concluye este inolvidable viaje.

2.- Sirens' Whispering
3.- Dreams Of Surf
5.- Islands Of The Orient
6.- Fields Of Coral
7.- Aquatic Dance
8.- Memories Of Blue





(Private Music, 1.991)


Era inevitable que Suzanne Ciani apareciera en este ranking de álbumes... Suzanne Ciani tiene la rara y privilegiada cualidad de transportar al oyente a otro mundo, tal vez a recuerdos de la niñez, quizá a algún lugar íntimamente añorado. Su talento musical es tan grande que puede arrancar lágrimas o sonrisas con naturalidad, tan fácilmente como se respira, extrayendo la belleza de las cosas sin esfuerzo, algo que está reservado a unos pocos. Y para mí, Hotel Luna es su álbum que mejor responde a estas cualidades. Su primer corte, que da título al álbum, es un prodigio sonoro que precisamente hace evocar otros tiempos o lugares. Quién sabe cuántas historias privadas encerrará esta pieza.

Pero el primer tema es sólo un anticipo de lo que nos aguarda: un mosaico de sensaciones y lugares, la gracia y elegancia de Rain, la enorme sensibilidad de Love Song, la inspirada melodía de Simple Song - de nuevo la sencillez aparente, tan difícil de alcanzar - o la delicada expresión de L'Azzurro. En definitiva, una hermosa colección de temas, todos ellos de una gran inspiración... de una compositora que ha publicado extraordinarios álbumes. Cada uno tiene su favorito... yo he destacado éste por el profundo impacto que su música siempre me ha provocado. Una maravilla.

2.- Mare Mosso
3.- Rain
4.- Ondine
6.- Simple Song
7.- Italia
8.- Festa
9.- L' Azzurro
10.- Belcanto





(Music West Records, 1.989)


Decía Ray Lynch, no recuerdo sus palabras exactas, que toda la tecnología del mundo no puede ocultar la falta de talento. Esto, a parte de ser una gran verdad - y dolorosa a veces - lo dijo el Sr. Lynch desde la comodidad de quien es capaz de producir genialidades con un sintetizador del siglo IX. Anteriormente a este álbum que nos ocupa ya había dado muestras de esta apabullante facilidad para crear joyas con gran economía de medios - ahora me viene a la cabeza su deslumbrante Your Feeling Shoulders -. Fue, en cambio, con No Blue Thing cuando Ray Lynch pasó de ser un genio musical a un genio musical consagrado. Fue tal el éxito de este disco, que representa un hito en la carrera del compositor. Centenares de miles de copias vendidas - no olvidemos que estamos hablando de la todavía no muy popular New Age -, repercusión mundial... ¿El secreto? Lo tiene Ray Lynch guardado. Hasta lo que yo he podido averiguar, reunió en un sólo álbum un puñado de inspiradísimos temas. Secuencias sintéticas, flautas y violoncelos que despliegan melodías etéreas, guitarras virtuosas, maravillosas atmósferas minimalistas de gran flexibilidad y belleza.

No blue thing o Clouds below your knees son dos números que se recuerdan como fundamentales en la música New Age. Sin olvidarnos, por ejemplo, de la delicada estética de Drifted in a deeper land, hermosa pieza llena de emoción, o la divertida The true spirit of mom and dad, muestra del curioso sentido del humor que a veces Lynch imprimía en sus obras. Un álbum imprescindible, que demuestra cómo crear sentimientos y sensaciones con medios considerados "fríos" por muchos críticos, como los sintetizadores analógicos. No blue thing es la prueba de lo contrario.

3.- Here and Never Found
5.- Homeward at Last
6.- Evenings, Yes
7.- The True Spirit of Mom and Dad





(WEA, 1.988).


Claro, como Enya no es precisamente de mis favoritas, estareis pensando "ya está aquí el friki éste poniendola en último lugar..." Pues no. Os equivocais. Bueno, lo primero es cierto, Enya no está entre los artistas New Age que suelo escuchar, pero reconozco que es absolutamente indispensable para esta corriente musical, y sin duda es una de las artistas que más ha contribuido a popularizar este género por todo el mundo, hasta tal punto, que quizá la New Age no ha vuelto a ser la misma desde que Enya publicó una serie de sensacionales discos a ultimos de los ochenta y primeros de los noventa. En mi opinión, solamente con Watermark ya se ha granjeado un puesto importante en el universo New Age. El último lugar es puramente circunstancial. ¿O tal vez no? Claro que sí.

Un disco que comienza con tal despliegue de inspiración como "Watermark" merece estar entre los mejores. Y si sigue con música vibrante como Cursum perficio, todos sabemos que estamos ante una gran obra. Y después siguen On your shore y Storms in Africa, y para aquél entonces el público ya está absolutamente abstraído a este magnífico álbum. La lista continúa: música rica en influencias, ambientes que buscan la variedad y la elegancia, portentosa producción y cuidados arreglos y armonías. ¿Queremos más? Orinoco flows. ¿Todavía más? Pues Evening falls. Un portento. Y que conste que Enya no me apasiona... ¡pero hay cosas que no pueden pasarse por alto!

2.- Cursum Perficio
3.- On Your Shore
5.- Exile
6.- Miss Clare Remembers
8.- Evening Falls ...
9.- River
10.- The Longships
11.- Na Laetha Geal M'Oige



Foto de cabecera: (c) Ana Solís.



6 comentarios:

  1. ¡¡¡GENIAL, MR. CROW!!!

    Me encanta la pedazo de selección que has hecho, me parece acertadísima!!!!! Chris Spheeris, Suzanne Ciani, Vangelis, ENYA........ (Uyyyyy, te has librado de una colleja al ponerla en el podio, jajajajaja).

    Bromas aparte, qué maravilla de música has ido a escoger, por mi parte está perfecto. Hubiera sido lo ideal para mí mover a Enya al primer puesto y dejar a Chris Spheeris y a Paul Voudouris en el segundo, mientras que a Suzanne la dejaría en el tercero, pero de todos modos está muy bien, me ha encantado leer este artículo. ¡Bravo!

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Muchas gracias, iNere!! Celebro que te guste... ya imaginaba yo que si no ponía a Enya me ibas a sacudir, pero no era problema, creo que tiene un lugar en el podio por méritos propios, aunque no me haga mucho tilín... pero es justo decir lo que es justo. En cuanto al orden, bueno, ya sé que todo esto es muy subjetivo, y tu "orden" también es muy acertado (si bien yo no cambiaría el primer puesto, sólo cambiarían los demás). Es una simple opinión personal... todo depende de la época en que se escriba un artículo así. Seguro que dentro de cinco años pienso algo muy parecido!

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa seleccion,esta fenomenal,muy bien escogida,me encanta.
    Gracias por estos regalitos¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Preciosa reseña. El de Ray Lynch no lo conozco… Tendré en cuenta la recomendación.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre digo, los profanos del New Age estamos aprendiendo "cienes y cienes" de toneladas métricas de música con estos artículos. Sí que conozco, claro, los trabajos de Enya y Cianni, y también escuché el de Spheeris y Voudouris (menos), pero confieso no haber escuchado los otros dos. Por eso te pido amablemente y sin que la SGAE se me moleste, un paquetito de emepetreses para echarles una escuchada pausada.

    Por cierto, esos segundos son bellísimos, se notan las influencias en cierto músico que yo me sé...jejeje.

    Peazo artículo, Pablo!!!

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Alvaro y Víctor y Anónimo!!

    Realmente me he dejado muchos discos en el tintero, pero finalmente había que decidirse por unos pocos...

    Victor, te recomiendo el disco de Ray Lynch, es una maravilla y Alvaro, bueno, me imagino que ya los estarás escuchando...

    ResponderEliminar

Buscar