jueves, 30 de junio de 2011

Rock Progresivo Español (Primera Parte)

Aunque la fama se la han llevado los grupos anglosajones, en la década de los setenta hubo una excelente corriente de rock progresivo en España, con formaciones de enorme calidad que propusieron una fusión de estilos sorprendente y una gran imaginación en los planteamientos... en este capítulo dedicado a estas bandas vamos a hacer un breve repaso por su música y sus circunstancias.
Es curioso que según la zona geográfica de nuestro país, el rock progresivo presentó tradiciones distintas, formas de entender el rock diferentes según la procedencia de los músicos: en Cataluña primó la fusión con otros estilos más cálidos - con la inclusión de instrumentos de percusión latinoamericanos y secciones de viento -; en el norte, los grupos se mostraron más apegados al folclore, inclinándose más hacia el folk progresivo; en Andalucía, las bandas incorporaron raíces árabes y flamencas, dando lugar a lo que se llamó rock andaluz... Madrid y la zona del Levante también fueron áreas productoras de buen progresivo, pero el estilo era más ortodoxo, en ambos casos. Ya sé que estoy generalizando, pero en líneas generales, este fue el panorama en el rock progresivo español de los setenta, no demasiado conocido, pero sí muy interesante, que contaba además con músicos de gran calidad. Ciertamente, el progresivo español sigue hasta nuestros días, pero vamos a prestar la atención a los clásicos. Acompañadme en este viaje por el tiempo y el espacio para repasar algunos de sus grupos más destacados, y otros quizá menos, pero dignos de mención... al final de la entrada tenéis un reproductor donde podéis escuchar las composiciones citadas.


Los Canarios (1.967 - 1.974)

Teddy Bautista (teclas), Christian Mellies (bajo), Mathias Sanveillan (teclas y violín), Antonio García de Diego (guitarras y voz), Alain Richard (batería y percusión).

Mucho más conocidos por sus grandes éxitos en la música soul - con hits masivos como Get on your knees - Los Canarios, liderados por Teddy Bautista, también tuvieron su faceta progresiva conforme fueron evolucionando en el tiempo, publicando "Ciclos", su obra maestra en este género, en 1.974. Es un disco muy instrumental de rock sinfónico, de gran imaginería electrónica, que contiene, para muchos oídos, una de las mejores adaptaciones de una obra clásica de toda la historia, al versionar con enorme talento un pasaje de las Cuatro Estaciones de Vivaldi. Un clásico del progresivo.


Asturcón (1.981)

P. Solana (Guitarra eléctrica y acústica), J. Carlos "Mingla" (Teclados), Víctor M. Carrizo (Batería, flauta, gaita y voces) y J. Carlos Martínez (Bajo).


Grupo asturiano de efímera vida (tan sólo publicaron un disco en 1.981, disolviendose antes de publicarse el segundo), Asturcón es un claro representante de lo que el norte de España entendía por rock progresivo, inclinandose por el folklore, mezclando las raíces asturianas con el rock sinfónico, sustituyendo a la guitarra eléctrica por la gaita como instrumento solista, creando una interesante fusión. Una característica propia del rock progresivo español es que los grupos solían escribir sus letras en la lengua propia de la región - en el caso de Asturcón, el bable. Escuchemos un corte de su único disco, Mayu.


Iceberg (1.975 - 1.979)

Max Suñé (guitarra), Josep Mas "Kitflus" (teclas), Primi Sancho (bajo), Jordi Colomer (batería) y Angel Riba (voz).


Muy interesante grupo barcelonés que desarrolló su andadura musical en la segunda mitad de los setenta y un ejemplo que representa la mezcla de estilos del progresivo catalán, esta vez incluyendo elementos del jazz. Sus músicos, muy competentes, desarrollaron las canciones con maestría, con la guitarra eléctrica y los teclados como voces protagonistas. Curiosamente, sólo publicaron un disco con voz, el primero. El resto de los discos fueron instrumentales. He escogido "Lying on the sand", perteneciente al primer álbum, precioso tema cien por cien progresivo, en el que los músicos demuestran su calidad. Tiene también unos preciosos teclados que recuerdan mucho al Mike Pinder de la primera época de The Moody Blues.


Franklin (1.971 - 1.974)

Pablo Weeber (guitarra), Antonio García de Diego (guitarra), Terry Barrios (batería), Pino Scagliarini (teclados), Juan Toro (bajo)


También excelentes músicos, los madrileños Franklin representan el típico sonido progresivo, mucho más cercano al rock anglosajón, marca característica de las bandas progresivas de la capital. Todo un arsenal en la instrumentación para un sonido espacial, bastante experimental a veces, que toma elementos de la sicodelia de los sesenta, aliñada con toneladas de moogs estratosféricos. Realmente notable, esta banda. Después de su disolución, sus músicos pasaron a formar parte de otras bandas progresivas, algunas de ellas bastante importantes, como Los Canarios, Topo o Asfalto. En 1.974 grabaron su único álbum, "Life Circle", disco conceptual que, curiosamente, no fue publicado hasta 2.008, en una edición de 500 copias. Una rareza.


Labanda (1.980 - 1.995)

Luis Silva (mandolina, viola), Pedro Guerrero (guitarras), Joaquín Blanco (gaitas, flauta y percusión), Álvaro Domínguez (violín), José María Silva (bajo y guitarra acústica), Josué Vea (guitarra) y Carlos Yebra (batería)


Ideales para escuchar en un pub atestado de humo y gente con generosas dosis de Guinness, Labanda era un grupo madrileño que se decantó decididamente por el rock celta, en un momento en que el estilo progresivo se había mezclado con otras muchas formas musicales, desdibujandose sus contornos, y preparandose ya para entrar en la vorágine comercial de los ochenta. Fue un grupo muy influyente en los grupos españoles de música celta que vendrían después. Labanda aspiraba a crear música de alta calidad, y de hecho lo lograron gracias a la calidad de sus componentes. Así que, traed vuestras respectivas jarras y brindemos con cerveza, por Labanda.



Sakre (1.978)

Imanol Aramburu (teclas), J. Carlos Badiola (batería), J. Víctor Carracedo (bajo) e Iñaki Mezquita (guitarra y voz).

Pocos grupos vascos no se dejaron influír por el folklore, y Sakre es uno de ellos. Procedentes de Guipúzcoa, concretamente, publicaron un disco calificado como "suite-rock", que obtuvo muy buenas críticas. Es una especie de álbum conceptual, al menos en su planteamiento, que habla en vasco sobre las crisis existenciales. En cuanto al estilo, es rock progresivo clásico, basado predominantemente en la competencia de Imanol Aramburu, el teclista, aunque la guitarra tiene su protagonismo aquí y allá en moderados punteos, y otros elementos como la flauta o el tambor adornan el paisaje. Para muchos, es sin duda uno de los trabajos más importantes en el rock progresivo español. Escuchemos dos de sus temas.


Tabaco (1.971 - 1.973)

Jordi Molet (batería), Eduardo Gonzalez (bajo y órgano), Mariano Escriu (guitarra) y Josep M. Abella (cantante)

Volvemos a tierras catalanas con Tabaco, grupo de rock progresivo de Sabadell que seguramente ostenta dos records en el mundo del rock: tirarse casi treinta horas seguidas encima de un escenario y publicar un sólo disco del que se vendieron todas - absolutamente todas - las copias distribuídas, unas cincuenta. De ahí que "Desintegración" sea una de las rarezas más buscadas del progresivo español, creo que hoy es casi imposible de encontrar. Cantaban sus temas en español y en inglés, y musicalmente tenían todavía ese influjo de la sicodelica sesentera, tan propio del progresivo de principios de los setenta, composiciones propias y versiones primorosamente interpretadas. Un disco legendario en su género.


The Storm (1.974-1.980)

Luis Genil (teclas y voz), Ángel Ruiz (guitarra y voz), Diego Ruiz (batería y voz) y José Torres (bajo y voz).


Sevillanos sin rastro de rock andaluz, tan sólo rock progresivo energético, apabullante y contundente, cercanos al hard-rock, influídos por grupos anglosajones como Deep Purple, son un claro ejemplo de cómo hacer música cantando en inglés macarrónico y salir airosos, gracias a estupendos temas, sólidos y sin concesiones, llenas de riffs de órgano hammond, guitarras potentes y líneas de batería densas y demoledoras. Sin nada que envidiar a otros grupos más celebres, son imprescindibles para entender esta corriente musical en España.



Máquina! (1.970-1972)

Jordi Batiste (voz, bajo y flauta), Enric Herrera (teclas), Santiago García Cortés (batería) y Luigi Cabanach (guitarra).

Totalmente psicodélicos, los barceloneses Máquina! desplegaron todo su arsenal de órganos Hammond y sus guitarras distorsionadas a principios de los setenta para crear clásicos en el rock progresivo de nuestro país... experimentadores natos, dotaron a sus temas de una gran energía, reivindicando la cultura del ácido lisérgico en larguísimos temas, adornados con aguerridos solos de teclado e interminables solos de guitarra, todo ello sujeto por una densa batería. Grandes músicos, e imprescindibles, si te gusta la psicodelia, claro. En 1.970 publicaron su primer álbum, Why?, del cual escucharemos un corte del mismo nombre.

4 comentarios:

  1. Pero qué maravilla de artículo, qué pasada!!! Echo en falta a mis adorados Asfalto (mencionados, eso sí), pero debo decir que la selección es ortodoxa y sorprendente. Me ha encantado la muestra de Tabaco, no les conocía.

    Fantástico artículo y...ahora caigo en la cuenta, es la parte 1, sospecho que la parte 2 llevará algo de Asfalto jejejejeje, casi pico, casi-casi!!

    Por otro lado tuve el placer de ver a Labanda varias veces en vivo y me lo pasé como un enano. Mucha cerveza...y otras cosillas jejeje!!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Alvaro, por las palabras... Efectivamente, falta una segunda entrega, donde tendrán cabida los Asfalto. Recuerdo que a principios de los ochenta sonaron mucho por todas partes, creo que en plena movida. Yo no he tenido la suerte de ver a Labanda en directo, seguro que fue divertido, a juzgar por lo que cuentas!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Me ha encantado el artículo pero he de advertirte un par de errores acerca de Máquina. En primer lugar, esos 5 melenudos tan majos que pones junto al texto NO son Máquina. Y lo otro es que el batería de la primera etapa de Máquina fue JM Vilaseca "Tapi". García sólo grabó con ellos el primer EP y después salió del grupo.
    Por cierto, me llama la atención la selección y ordenación que has hecho. Has separado a los dos grupos iniciales del progresivo (Máquina y Smash), has mezclado grupos conocidísimos con otros prácticamente desconocido, y las fechas varían desde finales de los 60 hasta hace apenas unos años... Tengo curiosidad por saber si el orden y la separación tienen algún motivo concreto o es fruto del azar.
    De nuevo, enhorabuena. Me has hecho descubrir a unos cuantos que desconocía, ya que yo me he quedado principalmente en Catalunya y algo de Andalucía. Aunque había oído hablar del progresivo vasco, del madrileño (Cerebrum,¿Módulos?), del asturiano (Crack) y del valenciano (Eduardo Bort), no los tenía tan por la mano.

    A.

    PD: Del progresivo actual yo he oído hablar de unos catalanes llamados Gurth. Lo poco que he oído tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
  4. A.:

    Muchas gracias por opinar (se ve claramente que dominas el tema) y por señalar estas cuestiones acerca de Máquina! Ya he cambiado la foto, me doy cuenta de que ha sido un error en la carga de la foto... en cuanto al batería de esta banda, bueno, la lista pretende señalar la formación inicial del grupo, a sabiendas de que no quedan recogidos todos los integrantes que pueden entrar a formar parte de un grupo, a lo largo de su historia (y como sabes, en varios años de música, pueden pasar muchos músicos por una banda)

    En cuanto al criterio para seleccionar las bandas, el más importante ha sido la calidad de sus integrantes, al menos en mi opinión. Después de esto, he tenido en cuenta la procedencia de cada uno, intentando en lo posible destacar todas las zonas geográficas del país... uno de los aspectos más interesantes del progresivo español es que cada zona entendió de una manera particular este género, aunque esto no se cumplió en todos los casos. Y después de tener en cuenta esto, simplemente se trataba de mezclar grupos conocidos con otros que no lo son tanto, y que me parecieron igualmente dignos de destacar, creo que en aquella época, y por lo general, había grupos de rock progresivo de una altísima calidad, aunque sólo se recuerde a una pequeña parte de ellos.

    Has citado también grupos muy interesantes que estuve revisando, pero que finalmente no incluí, debido solamente a cuestiones de espacio... Cerebrum, Crack, Eduardo Bort, etc. son también excelentes representantes del estilo. Ahora que lo pienso, después de leer tu comentario, creo que tal vez sería necesaria una "tercera parte" del progresivo español, ¿no te parece?

    De nuevo, muchas gracias por tu acertado comentario, y bienvenido al Búnker.

    Pablo.

    ResponderEliminar

Buscar