lunes, 17 de enero de 2011

Entrevista a PAUL VOUDOURIS - Interview with PAUL VOUDOURIS



Es una extraña y emocionante sensación tomar contacto con uno de los músicos que más me han inspirado y a quien tanto he escuchado: Paul Voudouris. Conocido sobre todo por haber publicado junto con Chris Spheeris una serie de sensacionales discos en la década de los noventa - discos que marcaron un hito en la historia de la música New-age, especialmente Enchantment. Albumes que tuvieron un enorme éxito de ventas y crítica, y que ya han quedado en la memoria de todo aficionado a este estilo musical como de los más representativos del género. Pero Paul Voudouris tiene también una excelente carrera en solitario, unas veces dedicado al Pop puro - discos como King Prawn, It Takes Two o Nothing but the Truth -, otras veces inmerso en pura experimentación (Speak to Me), e incluso ha escrito música con fines didácticos (Emilia's Notebook), y siempre con enorme calidad y talento.
Paul ha encontrado un hueco en su trabajo como productor y compositor para concederme una entrevista, lo que le agradezco mucho. Sin duda, encuentro realmente interesante su punto de vista sobre la música y otros aspectos... además habla también de su trabajo con Chris Spheeris. Todo ello desde una perspectiva muy personal.

Os recomiendo que escuchéis la amplia selección de música que Paul Voudouris ha colocado en Soundcloud. Si estais interesados, podeis comprar su música en iTunes, así como también sus temas en colaboración con Chris Spheeris en la web de éste último.

Vamos a repasar algunos temas de su carrera en solitario, pero escuchemos primero música con Chris Spheeris y a continuación, la entrevista... ¡No os la perdáis!


1.-
¿Cuál fue tu primer contacto con la música? /
Which was your first contact with music?


Well, music has been with me for as long as I can remember…I started taking piano lessons at about age 7 and that was not the best of experiences but it was my first contact with playing music…my sister, two years older, used to listen to lp’s of the musicians of the time, and I was exposed to pop music…I also used to listed to the classical musical collection of my parents: Tchaikovsky, Chopin, Debussy, and others. Then, in high school, I remember listening to “Abbey Road” and Chris and John Spheeris used to come to Greece for vacations and brought their albums of Elton John and Carole King and James Taylor and Cat Stevens, and I was hooked. I started composing my own material at about age 15.

Bien, la música ha estado conmigo por tanto tiempo como puedo recordar… comencé a tomar clases de piano a la edad de siete años, y esa no fue la mejor de las experiencias, pero fue mi primer contacto con la interpretación… Mi hermana, dos años mayor que yo, solía escuchar los elepés de los músicos de aquella época, y yo estuve expuesto a la música pop… Yo también escuchaba la colección de música clásica de mis padres: Tchaikovski, Chopin, Debussy, y otros. Luego, en el instituto, recuerdo escuchar el “Abbey Road”, y Chris y John Spheeris solían venir por Grecia, de vacaciones, y traían sus álbumes de Elton John, y Carole King, y James Taylor y Cat Stevens, y yo me quedé enganchado. Empecé a componer mi propio material más o menos a los quince años.

2.-
Tienes una larga trayectoria como músico y compositor. ¿Qué etapa es para tí la más importante en tu carrera? /
You have a long career as musician and composer. Which is the most important time for you?


All the times of my career seem the most important. Each and every song awakens the passion in me and I always feel as if I were composing for the very first time. And each song, as I’m working on it, seems to be the very best thing I’ve ever written. It’s this wonderful euphoria which songwriting brings up for me that keeps me pursuing the perfect song and expression after so many years. Now then, when Chris and I sold lots and lots and lots of copies of the record “Enchantment” that was memorable because the money I’d made writing songs, in the past, was modest, at best. (If money were my pursuit I would most definitely have chosen another career. I chose music because creating, for me, is as fundamental to my existence as breathing.) After more than 34 years composing I feel I’m just coming into a new phase of creativity and returning to the excitement and joy I used to experience when I first started my career.

Todas las etapas de mi carrera me parecen las más importantes. Todas y cada una de las canciones despiertan la pasión en mí y siempre me siento como si estuviera componiendo por primera vez. Y cada canción, mientras trabajo en ella, parece ser la mejor cosa que he escrito alguna vez. Es esta maravillosa euforia que me brinda la composición, la que me mantiene buscando la canción y la expresión perfecta después de tantos años. Ahora bien, cuando Chris y yo vendimos tantas y tantas y tantas copias del disco “Enchanment”, fue algo memorable porque el dinero que yo había ganado escribiendo canciones en el pasado, había sido modesto, en el mejor de los casos (Si el dinero fuera mi objetivo, hubiera elegido definitivamente otra carrera. Elegí la música porque crear, para mí, es tan fundamental para la existencia como respirar). Después de más de 34 años componiendo, me siento como si hubiera entrado en una nueva fase de creatividad, y estuviera volviendo a la excitación y la alegría que solía experimentar en los comienzos de mi carrera.

3.- Has viajado mucho por todo el mundo, ¿crees que otras culturas han influído en tu música? / You have travelled throughout the world. Do you think that your music has been influenced by other cultures?


Songwriting, for me, is an internal process, a self-analysis. Traveling is an external process. I like to travel because I love culture, I love humanity, I love language, I love the smell and tastes and sounds of different cultures. This is such an amazing world and there’s so much beauty in each and every place I’ve been. And it all becomes part of that database (that fertile compost soil) from which my expression draws when I create. So, my travels haven’t influenced my songwriting directly but, hopefully, they’ve helped to create a richer human being through which my expression is translated and transmitted.

Escribir canciones, para mí, es un proceso interno, un auto-análisis. Viajar es un proceso externo. Me gusta viajar porque amo la cultura, amo a la humanidad, amo el lenguaje, amo los olores y sabores y los sonidos de diferentes culturas. Es un mundo tan asombroso y hay tanta belleza en todos y cada uno de los lugares en los que he estado. Y todo ello forma parte de esa base de datos (esa fértil tierra abonada) de la que mi expresión se inspira cuando creo. Por eso, mis viajes no han influído directamente en mi composición, pero, con suerte, me han ayudado a crear un ser humano más rico en tanto mi expresión es traducida y transmitida.

Paul Voudouris: Opening (música para el documental "India")

4.-
"Speak to me" es muy interesante y difícil de clasificar. ¿Qué significó para ti aquel trabajo? /
"Speak to me" is very interesting and hard to classify. What did that work mean to you?


This is one of those creations that is very, very dear to my heart and is as unique as anything I have ever heard. I remember Chris (Spheeris) and I were working on some other songs of mine and, very late one night, decided we wanted to leave the confines of the studio to get some ice-cream. So we drove to the only grocery store open that late (this was in Milwaukee, where Chris is from) and walked down the aisles looking for ice cream. At that moment, exactly, I remember it well, I had an epiphany, and decided when I returned to Los Angeles, where I lived at the time, I would record all my conversations with people and later splice up the conversations and preserve the gems of wisdom that I would (theoretically and hopefully) speak. Returning to Los Angeles, I set up a phone tap and trained myself to start recording the moment the phone rang and before I lifted up the receiver. At the end of each day, I listened to all I had taped and wrote down what was being said, by whom, and labeled it under categories such as “love,” “death,” “relationships,” and so on. But, to my embarrassment and astonishment, what I was hearing was unsettling.
I would interrupt people when they were saying something of value and, it became clear, I was more interested in expressing than listening. This work would prove to be the best self-therapy I could have ever imagined. I realized that I was a loud-mouthed speaker, full of myself, and needed to shut up and learn to listen. And when I finally started to listen I heard the beauty that lies beneath people’s words. That the tones of people’s voices reveal more than their words ever could. I was in tears frequently as I worked on that record and I am still reduced to misty eyes as I listen to the record today. This truly is an amazing, beautiful work with people revealing their true natures, unaware that “sneaky” Paul was recording them!


Esta es una de mis creaciones que es muy, muy querida por mí y es única, más que cualquier cosa que yo haya oído. Recuerdo que Chris (Spheeris) y yo estábamos trabajando en alguna de mis canciones y una noche, ya muy tarde, decidimos que queríamos salir de los límites del estudio para comprar algo de helado. Así, condujimos a la única tienda que estaba abierta tan tarde (esto fue en Milwaukee, de donde es Chris) y caminamos por los pasillos de la tienda, buscando el helado. Y en ese momento, exactamente, lo recuerdo bien, tuve una revelación, y decidí regresar a Los Angeles, donde residía en aquella época, y grabaría todas las conversaciones con la gente, y luego ensamblaría las conversaciones para preservar las joyas de sabiduría que yo, (en teoría y optimistamente) hablaría. Volví a Los Angeles, pinché mi teléfono y practiqué para comenzar a grabar entre el momento en que el teléfono sonaba y un momento antes de que yo levantase el auricular. Al final de cada día, escuchaba todo lo que había registrado y transcribía lo que había sido dicho, por quién, y lo etiquetaba en categorías tales como “amor”, “muerte”, “relaciones”, y así. Pero, para mi vergüenza y sorpresa, lo que yo estaba escuchando era perturbador. Yo interrumpía a las personas cuando estaban diciendo algo valioso y, quedó claro que yo estaba más interesado en expresarme que en escuchar.
Este trabajo probaría ser la mejor auto-terapia que yo habría podido imaginar. Me di cuenta de que yo era un altavoz gritón, lleno de ego, y necesitaba callarme y aprender a escuchar. Y finalmente cuando comencé a escuchar, oí la belleza que yace en las palabras de las personas. Que los tonos en las voces de la gente revelan más de lo que sus palabras podrían revelar. Frecuentemente lloraba mientras trabajaba en aquel disco, y todavía se me empañan los ojos cuando lo escucho hoy en día. Este es en verdad un asombroso y bonito trabajo con personas que revela sus verdaderas naturalezas, ¡que no se daban cuenta de que un “astuto” Paul les estaba grabando!

Paul Voudouris: I'm a Songwriter Myself
- Del álbum "Speak to me"

5.-
"It takes two" y "Nothing but the truth" son discos más acústicos, más "pop". ¿Te sientes más cómodo interpretando canciones? /
"It takes two" and "Nothing but the truth" are more acoustic and "pop" albums. Do you feel more comfortable performing songs?


I became well known on the international music scene as a result of my instrumental release “Enchantment” (and later, “Europa’) with Chris Spheeris. But I have always been challenged by, and inspired by, the confines of a pop song. It is the most difficult and awe-inspiring work to create a good pop-song in which one expresses himself personally, universally, and in a way that someone else may want to sing along. Yes, without a doubt, I not only feel more comfortable expressing myself as a songwriter writing vocal songs but I’m also most inspired and drawn to this specific genre. Don’t get me wrong, though I can create instrumental music in my sleep, it still requires a LOT of work, and an acute sense of song structure and arrangement; something to which Chris and I have always paid a great deal of attention. But I love to sing and it’s my unique singing voice, expressing my vision of the world (with lyrics), which continues to drive me. “It Takes Two” had five singles released and “It Takes Two To Tango” was a huge hit for me in various countries. The entire disc is about relationships. “Nothing But The Truth” is also very much about relationships, but related and delivered in a more sensual, smooth manner. It is not as overtly pop in its presentation as was “It Takes Two” but it was a natural progression for the style with which I wanted to express myself.

Llegué a ser bien conocido en la escena musical internacional como resultado de la publicación del instrumental “Enchantment” (y, más tarde, Europa) con Chris Spheeris. Pero siempre me he sentido desafiado e inspirado por los límites de la canción pop. Lo más difícil e imponente es crear una buena canción pop en la que uno se expresa personalmente, universalmente, y de una manera que alguien más quiera cantar contigo. Sí, sin ninguna duda, no solamente me siento más cómodo expresándome como cantautor, sino que me siento más inspirado y atraído por este género específico. No me malinterpretes, aunque puedo crear música instrumental espontáneamente, requiere MUCHO trabajo y un agudo sentido de la estructura de la canción y del arreglo, algo en lo que Chris y yo pusimos mucha atención. Pero me encanta cantar, y es mi voz única que canta, expresando mi visión del mundo (con letras), que continúa llevándome. “It Takes Two” tenía cinco sencillos publicados y “It Takes Two To Tango” fue un gran éxito para mí en varios países. El álbum entero va de relaciones. “Nothing But The Truth” tiene que ver también mucho con relaciones, pero presentado de una manera mucho más suave y sensual. No es tan abiertamente pop en su factura como fue “It Takes Two”, pero fue una progresión natural en el estilo con el que quería expresarme.

Paul Voudouris: It Takes Two to Tango
- Del álbum "It takes two"

6.-
Háblanos de "Emilia's Notebook". ¿Tu vocación por la enseñanza ha influído en tu música? /
Talk us about "Emilia's Notebook". Does your vocation for teaching influence on your music?


Interestingly, teaching has always played an important part in my life. When I wasn’t making enough money through music I would teach to pay the bills. I taught high school in Greece, the United States, and Mexico. And, now, as I’m also a certified (and extremely active) Feldenkrais Method teacher, I continue in the vein of instruction. I don’t think teaching ever influenced my music but it was certainly another tool I had at my disposal for the day (and project) that I would want to draw upon it. When I realized I was going to be a father I was very concerned with the development of language and accents that my daughter would learn. Living in Mexico, where there are numerous American tourists, I’ve been exposed to the worst accents (in Spanish) that anyone should ever endure. I swore that my daughter, though born in Mexico, would never speak the languages of her roots in such as a way as to induce nausea in the listener.
I began to research speech and accents and learned that the neural sound clusters, called “phonemes,” are formed from birth until the age of eight, when they begin to atrophy. Realizing the importance of exposing a baby to the sound clusters used for the languages that child will speak as an adult (I chose English, Spanish, French, and Greek; Emilia’s roots) I created “Emilia’s Notebook,” which is the alphabet, the numbers, and the days of the week, recited and sung, in those four languages. In other words, the work was not created to teach her the ABC’s, numbers, and days of the week.
It was created, specifically, to form the phonemes for those languages. That way, when she would begin to learn to speak those languages, it would be with a natural accent. The cd was awarded the Parent’s Choice Award, in the United States, for best educational material from 2-6 years old, though I think it should be playing from the time the child is in the womb. And, parents, don’t worry, it’s not the crap that you hear the purple dinosaur singing. These are adult and child-friendly melodies! By the way, Emilia, now ten years old, has impeccable accents in the four languages.

Curiosamente, la Enseñanza ha jugado siempre un rol importante en mi vida. Cuando no ganaba suficiente dinero gracias a la música, enseñaba para pagar las facturas. Impartí clases en institutos de Grecia, Estados Unidos y Méjico. Y, ahora, como certificado (y extremadamente activo) profesor del Método Feldenkrais, continúo en la vena de la instrucción. No creo que la enseñanza haya influído en mi música, pero sería ciertamente otra herramienta a mi disposición para el día (y el proyecto) en que hiciera uso de ella. Cuando supe que iba a ser padre, me preocupé mucho por el desarrollo del lenguaje y los acentos que mi hija aprendería. Viviendo en Méjico, donde hay numerosos turistas americanos, he estado expuesto a los peores acentos (en español) que nadie podría soportar. Juré que mi hija, aunque nacida en Méjico, nunca hablaría las lenguas de sus raíces de tal modo que indujera a la náusea al oyente.
Comencé a investigar sobre el habla y los acentos y aprendí que los grupos neurales de sonido, llamados “fonemas”, se forman en el nacimiento hasta los ocho años, cuando empiezan a atrofiarse. Dandome cuenta de la importancia de exponer a un bebé a los grupos de sonidos usados por las lenguas que el niño hablará de adulto (escogí el inglés, el español, el francés, el griego, las raíces de Emilia), creé “El Cuaderno de Emilia”, que es el alfabeto, los números, y los días de la semana, recitados y cantados en aquellos cuatro idiomas. En otras palabras, el trabajo no fue creado para enseñarle el abecé, los números, y los días de la semana. Fue creado, específicamente, para formar los fonemas de aquellos idiomas.
De ese modo, cuando comenzara a aprender a hablar esas lenguas, lo haría en el acento natural. El CD fue premiado con el Parent's Choice Award, en los Estados Unidos, como mejor material educacional para niños de dos a seis años, aunque pienso que podría ser reproducido cuando el niño está todavía en el vientre. Y, padres, no os preocupeis, no es la mierda de escuchar al dinosaurio púrpura cantando. Estas son melodías adultas y aptas para niños! A propósito, Emilia, ahora con diez años, tiene acentos impecables en los cuatro idiomas.

Paul Voudouris: English - Monday, Tuesday, Wednesday (Sung)
- Del álbum "Emilia's Notebook"

7.-
¿En qué proyectos estás trabajando? /
So what projects are you working on?


For the last eight years, I let go of music to focus on being a father and I also spent four years training in the Feldenkrais Method. Other than recording other bands in my recording studio and touring with famous trumpeter Doc Severinsen, overseeing his live sound, I let go of being a musician. But, as of this past summer, the call has returned, the muse visits me in my sleep and in my days, and I’m busy at work writing new songs. I’m as excited writing again (I’d promised myself I would never again return to creating if I didn’t feel the sense of joy and excitement) as I ever was. Unlike the past, I’ve decided to not write in my studio (which offers too many options) and only create with piano and voice in my living room (upstairs, as the studio is downstairs). It’s been very important to me to focus on the basics of songwriting without all the rhythm machines, synthesizers, and recording gear. The less my left-brain is involved in the process of writing songs, the better. (Of course, recording and production is another story.) It all comes down to the basic song. You can produce the hell out of a bad song and it will still be, as the americans call it, a “polished turd”…una cagada pulida! But a good, or great, song stands on its own and doesn’t need twenty guitars, twelve synthesizers, and seven background vocal parts to be listenable. So if the song doesn’t sound good with me singing, accompanied by a piano, then the song itself needs revising, it doesn’t need more production.

Durante los últimos ocho años, me aparté de la música para centrarme en ser padre y también pasé cuatro años instruyendo en el Método Feldenkrais. Tanto por grabar a otras bandas en mi estudio de grabación como por hacer giras con el famoso trompetista Doc Severisen, supervisando su sonido en directo, dejé de ser músico. Pero, desde este último verano, la llamada ha regresado, la musa me visita día y noche, y estoy muy atareado escribiendo nuevas canciones. Estoy tan excitado escribiendo otra vez (me había prometido a mí mismo que nunca volvería a componer si no sentía la alegría y la excitación) como nunca. A diferencia del pasado, he decidido no componer en mi estudio (que ofrece muchas opciones) y únicamente crear con el piano y la voz en mi sala de estar (en el piso de arriba, en tanto el estudio está escaleras abajo). Ha sido muy importante para mí centrarme en los fundamentos de la composición de canciones sin todas las cajas de ritmo, sintetizadores y el equipo de grabación. Cuanto menos esté involucrado mi cerebro izquierdo en el proceso de escribir canciones, mejor (por supuesto, grabar y producir es otra historia). Todo se reduce a la canción básica. Puedes sobreproducir una mala canción y siempre será, como los americanos dicen, “a polished turd”, una cagada pulida! Pero una buena, o genial canción resiste por sí sola, y no necesita veinte guitarras, doce sintetizadores, y siete partes de coro para ser escuchable. Por eso si la canción no suena bien cuando la canto, acompañado por un piano, entonces la canción necesita revisarse, no necesita más producción.

Paul Voudouris (con King Prawn): Compulsion
- De las grabaciones de "King Prawn and The Imperial Puppets"

8.-
Recomiendanos algún disco. /
Advice to us some record.


I like “High” by the Blue Nile, very much. I’ve always liked their songs, the voice of Paul Buchanan, and the arrangements. I like “Turbulent Indigo” by Joni Mitchell, who is a poet and wonderful songwriter. I still listen to Brian Eno and use some of his music-as well as some of my ambient releases with Chris Spheeris-during my Feldenkrais work. In fact, I still listen to many of the artists that I listened to when I was growing up. I prefer singer-songwriters to singers and am always drawn to unique melodies and lyrics.

Me gusta mucho “High”, por Blue Nile. Siempre me han gustado sus canciones, la voz de Paul Buchanan, y los arreglos. Me gusta “Turbulent Indigo”, por Joni Mitchell, que es una maravillosa poeta y compositora. Todavía escucho a Brian Eno y uso algo de su música, así como también alguna de mis publicaciones ambient con Chris Spheeris, durante mi trabajo en Feldenkrais. De hecho, todavía escucho a muchos de los artistas que escuchaba cuando estaba creciendo. Prefiero a los cantautores a los cantantes, y siempre me atraen melodías y letras únicas.


Y para concluir, veamos a Paul en concierto, interpretando "Nothing but the Truth", en el Teatro Gialino de Atenas (diciembre de 2.008). La canción pertenece al álbum del mismo nombre.

4 comentarios:

  1. ¡¡¡¡¡Cómo molaaaaa!!!!!
    Es una de las mejores entrevistas que he visto en el Búnker, tío, mi más ferviente enhorabuena por este tesoro que nos muestras!!!!

    Bueno, y muchas gracias a Paul por su amabilidad y su atención con el blog, la verdad es que es un puntazo tenerle para deleite de aquellos a quienes nos gusta la buena música, la música de calidad.

    Desde que soy pequeña estoy escuchando las obras de este hombre, sobre todo aquellas en las que está en colaboración con Chris Spheeris, y para mí es alguien que sabe acercarse a los corazoncitos tiernos a través de la música. Pocos lo consiguen en este mundo deshumanizado.
    Un músico fascinante, lleno de corazón no solo para la música, sino para sentir la vida entera, el mundo que nos rodea, y que a veces no somos capaces de ver lo hermoso que es. Me ha encantado el modo en que ha descrito cómo Paul siente y cómo razona que es el mundo, destila una pasión muy muy fuerte por la vida y por la música a través de ella.

    Ha sido toda una sorpresa arribar en las costas del Búnker y toparme con alguien como este hombre. Enhorabuena, habéis conseguido sorprenderme y encantarme una vez más!!!

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  2. IMPRESIONANTE, has conseguido entrevistar a uno de tus ídolos y encima resulta que es un tío interesantísmo además de un gran músico...pedazo de entrevista Pablo, una pasada. Enhorabuena!!

    PD: como metalero que soy no le conocía, aunque sí a Chris Spheeris, y he alucinado con su música. Es un monstruo...

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Finn (iNere) y Alvaro... para mi es un auténtico lujo contar con la presencia del Sr. Voudouris en el blog, sin desmerecer a otros artistas que han pasado y pasarán por aquí... ¡por supuesto! Pero es que... he escuchado tantas veces la música de Paul Voudouris!! Cuando me contestó que me concedía la entrevista, fue una gran satisfacción... y sin duda alguna, y aunque Chris Spheeris tiene más fama a nivel individual, no hay que olvidar que los discos más representativos de su carrera los hizo con Voudouris... dos auténticos genios, en mi opinión!

    ResponderEliminar
  4. Genial, sencillamente genial. Es un logro extraordinario el haber conseguido esta entrevista. Me ha encantado leer una y otra vez algunas de las respuestas de Paul. Especialmente aquellas en las que desnuda su corazón y nos enseña el "gusano enorme" que le devora en forma de inspiración musical. Ese "fuego" que describe en el momento de componer es el necesario para todo aquel que se dedica a crear. Porque si no llevas la pasión dentro ¿de qué sirve estar sentado horas y horas delante de un folio o de un lienzo en blanco?. Bueno Pablo, ya me entiendes.
    Esta entrevista es una enormidad por muchas razones. Y el mérito y el éxito del Bunker es exclusivamente tuyo. Éxito que te mereces sin dudar, por tu tesón y capacidad de conectar con tantos lectores, creadores y musicos. Felicidades y ¡Muchos éxitos como éste!. Mª Ángeles.

    ResponderEliminar

Buscar