viernes, 7 de enero de 2011

Camerata Porteña: El Angel Vive



Por Irene Sanz Montero

En el año 1986 –ya hace unos cuantos años- Marcelo Rodríguez Scilla, genial compositor y director, creó lo que se ha venido llamando todos estos años la Camerata Porteña, un grupo cuyo estilo musical se centra mayoritariamente en la música de Buenos Aires, esto es, el tango contemporáneo, realizando giras por numerosos países de América del Sur como Uruguay, Brasil o Argentina. Rodríguez Scilla, como también Alejandro Borgo, dos de sus más notables integrantes, son quienes por el momento llevan a cabo las geniales composiciones de las que sus discos disponen, como también hacen dignas –más bien, dignísimas- versiones de las más conocidas obras del bandoneonista Astor Piazzolla, quien desde un primer momento animó fervientemente a Rodríguez Scilla a crear la Camerata.
Desde su misma fundación, la Camerata Porteña ha sido artífice de numerosos discos de muy importante repercusión, como Últimas Noticias de Buenos Aires, del año 1994, o Inflación Cero, de 1998. Pero fue en el año 2002, fecha del lanzamiento de su obra maestra, cuando con “El Ángel Vive” lograron un éxito sin precedentes, llegando incluso a ser catalogada como “Obra de Interés Cultural para la Nación”. Ahí queda eso.
Y es que la cosa no es para menos. “El Ángel Vive” es una compilación de quince de las composiciones más famosas del magnífico Astor Piazzolla, encontrándonos por tanto con joyas de la música como “Invierno Porteño”, todo un alarde de desenfado y genialidad en el que cualquiera podría imaginar un agradable día con un chocolate caliente en una mano y un buen libro en la otra.



Para este singular y bellísimo disco se requirió la inestimable ayuda del cantante José Ángel Trelles, cuya voz, al tiempo dulce y atronadora, se deja sentir con especial acierto en cinco de las quince canciones de “El Ángel Vive”, siendo concretamente reseñable “El Gordo Triste”, o “La Bicicleta Blanca”. Esta última posee una poesía un tanto excepcional, digna de ser cuanto menos mencionada.
Una de las más famosas composiciones de Piazzolla, interpretada magistralmente por la Camerata Porteña, e incluida en este singular disco, es la llamada “Fuga y Misterio”, y puede asegurarse sin errar que se trata de todo un tesoro del tango, en tanto que otras maravillosas canciones de igual relevancia, tanto por su belleza como por su originalidad, son “Oda Para un Hippie” o “Verano Porteño”.
Sin duda puede decirse que quien no conozca la música de la Camerata Porteña ni de Astor Piazzolla, no conoce la música de Buenos Aires.


Camerata Porteña: Fuga y Misterio



(c)2011 Irene Sanz Montero

8 comentarios:

  1. Lo dice y afirma un porteño como yo...¡Espectacular reseña!...Y muy bien puesto el ojo sobre una sorprendente camerata como lo es ésta. Mis felicitaciones por éste notable artículo que me ha hecho respirar el aire de mi tierra, el aire de Buenos Aires.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Anda!!! De modo que eres porteño???

    Vaya, pues me alegro de haberte hecho evocar el ambiente de tu tierra, aunque no sé si será bueno que te surja con ello la vena nostálgica, jeje, a veces duele.

    Ciertamente es un grupo maravilloso, de los que dejan su huella en el corazoncito, yo me enamoré de sus melodías en cuanto les eché el oído encima...

    Un saludo, Daniel, gracias por dejar tu comentario, y feliz año!!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué pasada, Irene... digo Finn Fleet!
    No me extraña que se haya catalogado a este disco como de interés cultural nacional. Suena maravilloso...
    Lo apunto en mi lista!

    Una abrazo, ahora más que nunca, desde las trincheras (vamos a por esos exámenes)!!!

    ResponderEliminar
  4. Magnífica entrada Irene, magnífica. Enhorabuena.

    Aunque me gustan los tangos debo decir, parafraseando tus palabras, que "no conocía la música de Buenos Aires", pues no conocía a Camerata Porteña (aunque sí a Piazzolla, cómo no).

    Del video que has puesto, me ha gustado mucho la manera en la que los instrumentos clásicos se integran en la música que interpretan, en el tango. Nunca había escuchado una simbiosis tan perfecta, y eso que esa clase de instrumentos se utilizan con relativa frecuencia para interpretar música de nuestro tiempo.

    Muchas gracias y un abrazo. Y, si estás de exámenes como leo más arriba, que te vaya bien con ellos.

    (Nota para Mr. Crow: he incluido tu blog en la lista de blogs del mío, pero cada vez que quiero entrar por ahí me sale.. ¡la página de inicio de Facebook pidiéndome que entre a través de ella! Sólo puedo entrar a tu blog a través de google directamente. ¿Es que lo tienes así configurado, o será algún tipo de error?)

    ResponderEliminar
  5. Fantástica Camerata, sin duda. Todo un acierto por parte de Irene traer a este blog un grupo de músicos tan brillantes.
    En cuanto a los exámenes, os deseo toda la suerte del mundo... ¡a por ello!
    Victor, he estado revisando la cuestión de los enlaces y de momento no he encontrado la razón... ¿alguien ha notado algo parecido? Ah! y muchas gracias por colocar el enlace al blog...

    ResponderEliminar
  6. Mi problema se ha solucionado por si solo, ahora te puedo enlazar perfectamente.. misterios de estos cacharros.

    ResponderEliminar
  7. Genial la Camerata Porteña y genial Irene, por su comentario tan oportuno. A los interesados, les recomendaría, de este mismo disco, (dejando a un lado las composiciones que nos ha indicado Irene, porque son imprescindibles para el oído), una pieza fantástica, llamada "Escualo". Tiene un nervio, una potencia y una inspiración que cortan el hipo. Y al mismo tiempo, en "Escuelo" tenemos margen para el romanticismo, la melodía, y unos cuantos "giros de tacón", empujados por la partitura.
    Irene, cada día escribes mejor. El Búnker se he enriquecido con este joven fichaje. Saludos a todos los bunkeradictos. Mª Ángeles.

    ResponderEliminar
  8. Genial Camerata.. ¡y qué bien suena! ¡Qué talento tan grande el de estos músicos!! Hay que agradecer a Irene que me los descubriera, son realmente buenos... un fichaje fundamental el de Irene, sin ella el Bunker no sería lo mismo!!

    ResponderEliminar

Buscar