viernes, 22 de octubre de 2010

Nightnoise: A Windham Hill Retrospective


Por Irene Sanz Montero

Muchos años han pasado ya desde que este magnífico grupo de música celta con ciertos toques de jazz, en activo durante los 80 y los 90, sacó a la venta una maravillosa compilación con sus mejores canciones hechas hasta la fecha, que vino a llamarse A Windham Hill Retrospective. A pesar de ser este disco del año 1992, lo cierto es que no se puede decir que Nightnoise haya pasado de moda; por el contrario, cualquiera de sus quince canciones tiene una frescura y una vivacidad que no ha perdido pese al paso del tiempo.
En sus buenos tiempos, Nightnoise estaba formado por cuatro estupendos (porque no tienen otro calificativo) músicos: Tríona Ní Dhomhnaill, al cargo, entre otras cosas, del piano, el acordeón, y la voz, Brian Dunning, al cargo de la flauta, Billy Oskay, con el violín y la viola, y Micheal O´Dohmnaill, con la guitarra, entre otros instrumentos, y hermano de Tríona.
Lamentablemente, el grupo, que se dijo se había separado, y los miles de fans que hay por todo el mundo, hubieron de sufrir la pérdida de dos de sus fundadores e integrantes: Micheal O´Dohmnail, todo un genio de la guitarra, a la temprana edad de 54 años, moría en Irlanda el 7 de julio de 2006, y Johnny Cunningham, con tan sólo 46 años, fallecía, de un ataque al corazón, el 15 de diciembre de 2003.
En “A Windham Hill Retrospective” se incluyen maravillas de la música como “Hugh”, compuesta por Tríona Ní Dhomhnaill, en honor al padre de Tríona y Micheal. Cualquiera podría dejarse llevar por una melodía tan perfectamente plácida como la que esta canción tiene, invitándonos al recogimiento y la tranquilidad que un día festivo sin ruidos molestos nos puede brindar.


Nightnoise - Hugh

Otra de las joyas de este recopilatorio tiene por nombre “Bridges”, y aunque podría decirse que resulta nostálgica, no se puede evitar sonreír, aunque sea escuetamente, cuando escuchamos la dulzura de la guitarra de Micheal o la del violín de Billy Oskay. Bien podría evocar un bonito y nublado paisaje otoñal, de hayas doradas y campos recién cosechados, con ese aroma inconfundible de lluvia recién caída sobre la tierra.


Nightnoise - Bridges

Para finalizar, una de las más famosas canciones, no sin razón, incluidas en “A Windham Hill Retrospective” es “Something Of Time”, que inevitablemente podría hacernos imaginar un lugar fuera de nuestra época, llevándonos al medioevo, al escuchar la flauta de Brian Dunning y la sutileza que desprende con cada nota.
De este grupo nos queda su talento, su alegría y su armonía, impresos en cada nota de cada canción, y mientras sepamos escuchar, entender y disfrutar todo ello, Nightnoise seguirá vivo.
Sólo se pueden decir tres palabras más: ¡Disfrutad de ellos!


Nightnoise - Something of time

(c) 2010 Irene Sanz Montero

2 comentarios:

  1. Ya te lo he comentado. La reseña muy buena, como acostumbras. Contagias al lector tu entusiasmo.
    El tema "Bridges" me parace fantástico!
    Saludos desde las tricheras!
    Germán

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡Muchas gracias, Germán!!! La verdad es que me parecía un grupo de lo más digno para ser reseñado, ¡cualquiera puede hacer una reseña con tanto talento para ser descrito! Es fácil hacer una reseña cuando el grupo o el artista es sensacional.
    Un abrazooo!!!!

    ResponderEliminar

Buscar