martes, 20 de julio de 2010

Enya: Amarantine


Por Irene Sanz Montero.

Enya es sin lugar a dudas la máxima representante de la extensísima música New Age. Todos en algún momento hemos escuchado las famosas “Orinoco Flow”, “Only if…”, “Anywhere is”, o “Book of Days”, pero por alguna extraña razón nadie apaga la radio cuando ponen alguna de las canciones mencionadas, como si de algún modo, aunque estemos hartos de escucharlas, no deseásemos desprendernos del todo de la mágica atmósfera en la que nos envuelven.
Enya, de nombre completo Eithne Patricia Ní Bhraonáin, nació el 17 de mayo de 1961 en Donegal, al noroeste de Irlanda, y formó parte del conocido grupo de música celta llamado Clannad, que a su vez lo conformaban miembros de su propia familia.
“Amarantine” es uno de los CD´s de esta conocida compositora y cantante más completos, y complejos a su vez, de toda su amplia obra musical. Algunas de sus más hermosas canciones poseen unas letras un tanto peculiares, puesto que Enya, en colaboración con Roma Ryan, en el año 2005, ideó un bello idioma que ambas denominaron “Loxian language”, y en base a él supo tejer magníficamente las letras de las que ahora gozan canciones de la talla de “Water shows the hidden heart”, “The river sings”, y “Less than a pearl”.

La primera de ellas resulta espiritual, tranquila, seria en esencia, y mística hasta llegar a hacer imaginar al oyente todo tipo de realidades ajenas a la suya, y de hacer meditar sobre lo que de otro modo no se pensaría. Por otro lado, “The river sings” es la más rápida de todas las que en este maravilloso CD aparecen, como también es la más alegre y la más optimista. “Less than a pearl” es la primera de las doce obras maestras de “Amarantine”, y sin dudar podría decirse que es la más rotunda y poderosa de las doce.


Enya - Less than a pearl

Dejando atrás el “Loxian language”, nos encontramos con joyas tales como “Amid the falling snow”, y, quizá, la más melancólica de cuantas Enya haya hecho nunca, “If I could be where you are”. La primera podría muy bien evocar un hermoso día de invierno, entre Navidad y Año Nuevo. Por su parte, “If I could be where you are” muy capaz es de arrancar alguna lagrimilla peregrina y bastante inesperada. Y si no, que el oyente juzgue por sí mismo.
A estas alturas, todo buen conocedor de la música New Age debería tener en su colección este disco.
En mi humilde opinión: Imprescindible.


Enya - Amid the falling snow


(c)2010 Irene Sanz Montero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar