miércoles, 24 de febrero de 2010

Rarezas: Enya - Willows on the water




nya no es una artista de quien se conozcan muchas rarezas; más bien parece reservarlas para sí misma. Sin embargo, de vez en cuando ha publicado EPs y sencillos independientes de sus trabajos de larga duración, en los que podemos encontrar música muy interesante. Por ejemplo, en 2001 publicó un sencillo que contenía un remix de Only Time, que originalmente fue uno de los grandes éxitos de su disco más vendido, A day without rain. Este sencillo contenía un tema instrumental llamado Willows on the water, muy bonito y sobre todo, producido al más puro estilo "Enya".





Track List:

- Only Time (Remix)
- Oíche Chiúin
- Willows on the water
- Only Time


7 comentarios:

  1. ¡Pablo estás que no paras!
    Enya no es de mis favoritos pero está interesante la música que hace. Para mi gusto hace una música NA un poco empalagosa.

    Cuestión de gustos...supongo ;-)

    ResponderEliminar
  2. je, je... no paro, desde luego. Esto del blog es un poco como una droga blanda, cuando tengo un rato libre, ¡hala!
    Tampoco está entre mis favoritas, pero tuvo tanta repercusión que me parece una figura muy importante, seguro que estás de acuerdo conmigo. De ella me gusta sobre todo su música instrumental, y ese estilo tan particular que tiene de arreglar la música. Toda una figura de la New-Age. Además, ayudó a que este estilo se recuperara otra vez, porque estaba ya un poco de capa caída.

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo vi un documental aunque no recuerdo qué tema trataba. En él una pareja contó una anécdota que, de alguna manera, daba protagonismo a la artista objeto de esta entrada. Tiempo atrás los miembros de la pareja llegaron a una falta de comunicación prácticamente absoluta, de desencuentro total que les hizo sentirse como extraños. Cuando estaban decidiendo acerca de la separación, sonó en su casa una melodía de Enya. Fue algo mágico que supuso un punto de inflexión... situándoles en el lugar en el que mirarse de nuevo a los ojos y reconocerse. Volver a comenzar.

    No sé qué canción era, ni qué diría o qué transmitiría con sus notas pero... ¡qué maravilloso el poder de la música!

    Quizás Enya no sea favorita para muchos, pero me late que para ese El+Ella tendrá relevancia mientras vivan. E incluso si finalmente cada uno tomó un camino distinto, el hecho es que una ¿simple tonada? incentivó el que se dieran otra oportunidad. Y bueno... quiero pensar que aún siguen juntos. Me gustan los “durante” felices, que prefiero llamar alegres. :-)

    ResponderEliminar
  4. Una historia realmente bonita. Como dices, la música tiene un gran poder, puede hacer saltar "resortes" escondidos u olvidados. Para esa pareja, desde luego, Enya no les dejará nunca indiferentes, y si realmente decidieron separarse, cuando escuchen esa melodía por separado volverán a sentir lo mismo.
    Todos tenemos una "banda sonora" en nuestras vidas, y una canción que nos deja marcados, para bien o para mal. Yo tengo una canción de Enya en mi banda sonora: "Watermark". Esa sí es de mis favoritas, aunque no precisamente en el mismo sentido que para aquella pareja.

    ResponderEliminar
  5. "Watermark"... de esas melodías que, en lo que al fluir de almas se refiere, convierten mares de aguas bravas en serenos lagos. Siempre he sentido eso al escucharla.

    ResponderEliminar
  6. Si, es apaciguadora... aunque no sé si incluirla en el catálogo de "tristes" o "melancólicas".

    ResponderEliminar
  7. La tristeza no es mala, ni la melancolía. Son humanas... y las que permiten reconocer a su antagónicas.

    Lo nocivo es que se excedan en intensidad, o en permanencia. Es decir... que se arraiguen.

    ResponderEliminar

Buscar