domingo, 14 de febrero de 2010

Naked Inner Sounds: In Old England Town




a sido un gran reto enfrentarse a In Old England Town, canción de rock progresivo que el grupo Electric Light Orchestra publicó a principios de los años 70. El artífice e ingeniero de esta versión ha sido mi amigo Alvaro Fernández, guitarrista, cantante y compositor de canciones decididamente rock, aunque también le da al blues, en su lado más puro. Todo ello bajo el nombre de Naked Inner Sounds. Alvaro me propuso que me encargara de la batería, y acepté encantado, pues le había dado una nueva vuelta de tuerca al clásico de la E.L.O. al orientarlo hacia el heavy-prog de una manera sorprendente.
Hay que decir que la batería no es real, sino programada. Aunque con la batería real me defiendo un poco, esta partitura quedaba fuera de mis posibilidades!
Os invito a escuchar esta versión de un clásico del Rock en este enlace.

7 comentarios:

  1. Jajajajaja!!! Movamos nuestras largas cabelleras al ritmo del Rock!! jajajaja!!

    ResponderEliminar
  2. no pasa nada por tener 40 tracastracas. Mucha gente las tiene. ¡felicidades!

    ResponderEliminar
  3. jajaja! No, no pasa nada, desde luego. Fijate tú que no lo llevo nada mal, oyes. ¿Habré pasado ya la crisis de los cuarenta? En mi estado de somnolencia habitual es dificil distinguir las crisis... no sé.
    Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  4. Ya creo que lo comenté en FB pero es tan trabajado y perfecto el trabajo que has realizado con esa batería secuenciada que me da vértigo pensar las horas que te has podido tirar con ello.
    Por experiencia.

    Me quito el sombrero D.Pablo: si me lo permite a partir de ya le llamaré de esta forma. ;-)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Fernando (aunque prefiero que me tuteen, jeje, ando todavía en la crisis de los 40, jajajaja!!).
    Pues la verdad es que han sido unas horitas, todo ello por cortesía de nuestros amigos rock-progresivos de principios de los 70, que alternaban los compases binarios y ternarios, y movían el compás más que los precios... dentro de poco sacaremos otra colaboración en una línea similar.

    ResponderEliminar

Buscar