lunes, 11 de junio de 2012

Música Ambient (Primera Parte)

Vivimos rodeados de música, sin darnos cuenta. En el hipermercado, en la consulta del dentista, en el ascensor, en los desayunos del hotel, en nuestros hogares. La música inunda muchos lugares día tras día, y ha entrado a formar parte de nuestras vidas, muchas veces no somos conscientes de ello. La música ha sufrido una enorme transformación en los últimos cincuenta años, un profundo cambio que siempre ha ido acompañado de la tecnología. La música ambiental, o ambient, nos rodea, para bien y para mal. Una música pensada para crear - como su nombre indica - atmósferas o ambientes que nos relajen, nos abstraigan de la vida cotidiana, y nos ayuden a entrar en un determinado estado mental de meditación o tan sólo que nos acompañe en nuestras relaciones sociales.

Queda lejos ya la musique d' ameublement que Erik Satie ideó, música asimilada a un mueble, sólo apta para servir de fondo en recepciones, almuerzos o picnics, tal vez la invención artística más genial del siglo pasado en términos musicales. También queda lejos la acuñación del término ambient por Brian Eno, uno de sus más reconocidos gurús de este estilo.En 1.978 publicó Ambient I: Music for Airports, auténtico manifiesto del movimiento ambient. La música "diseñada para inducir calma y un espacio para pensar", citando el texto incluído en el álbum. La aparición de los sintetizadores supuso un enorme auge en el ambient, y dio lugar a multitud de subgéneros, desde el rock espacial a los modernos house, trance o el chillout, muchas veces mezclas de estilos como el pop y el ambient, la música oriental y la psicodelia. Muchas ramas, unas extintas, otras actualizadas por Djs y productores.Un estilo que ha pasado por horas muy bajas, debido sobre todo a la astucia de sellos discográficos que, comprobado el éxito de estas tendencias, se lanzaron a publicar centenares de álbumes con carátulas muy atractivas, imágenes exóticas que realmente vendían música de muy pobre calidad, torpemente interpretada y aún peor producida. Parece que últimamente esta moda nos ha abandonado; una suerte, ya que ha durado casi dos décadas y ha estado a punto de acabar con el ambient, y si ha durado tanto ha sido porque fue un negocio muy rentable, dirigido a paladares poco exigentes y al consumo masivo. Me pregunto cuántos álbumes dormirán en los almacenes de las grandes superficies.

Vamos a repasar algunos de sus artistas más principales. Los auténticos, claro, no las imitaciones baratas. Tocaremos varios estilos para dar una visión general a lo largo de varios capítulos, aunque soy consciente de que me dejaré otros importantes en el tintero, y además, también soy consciente de la mezcla de géneros, prueba de la gran cantidad de formas distintas que la música ambient ha adoptado. Como siempre, estoy abierto a sugerencias o recomendaciones. 


Ashra (1.976 - Actualidad)


Anteriormente conocidos como Ash Ra Temple, los alemanes Ashra llevan décadas inundando las ondas de secuencias electrónicas hipnóticas, en la mejor tradición del krautrock alemán, más cercanos a Tangerine Dream que a Kraftwerk. Fundados en 1.976 por el guitarrista Manuel Gottsching y el que después se convertiría en el gran maestro del Krautrock, el ominipresente Klaus Schulze. Supieron unir con gran talento los sonidos de la guitarra eléctrica con los teclados, creando algunos álbumes muy representativos de este estilo. Solos de guitarra atmosféricos, sintetizadores nebulosos y secuencias rítmicas para un ambient más enlazado con los patrones basicos de rock (tambien llamado psy-rock). Una de las bandas más influyentes de esta corriente.


Harold Budd (1.980 - Actualidad)


El estadounidense Harold Budd es uno de los artistas más destacados de la música ambient, si bien dentro de una faceta más acústica, más cercano a corrientes como el minimalismo, la música de cámara o a compositores impresionistas como Debussy o Satie. Su música ensoñadora y algunas veces ominosa, simple y compleja al tiempo, sus pianos atmosféricos, el carácter sobrio y meditativo de sus composiciones le ha llevado a ocupar un puesto preeminente y a colaborar con otros artistas también indispensables, como el propio Brian Eno, Cocteau Twins, Leonard Cohen o Robin Guthrie. Se retiró en 2.005 a los sesenta y ocho años con un trabajo que para muchos está considerado como su mejor álbum, un disco doble titulado Avalon Sutra / As Long I Can Hold my Breathe, con temas impresionistas, de final abierto, no sujetas a ningún corsé estilístico o musical.





Carbon Based Lifeforms (1.996 - Actualidad)


Electrónica sin concesiones, sólidos ritmos de ambient trance o breakbeat para álbumes futuristas de producción exquisita y cuidada. Los suecos Carbon Based Lifeforms comenzaron su andadura musical en el sello discográfico Ultimae Records, especializado en ambient, pero tras su tercer álbum, Hydroponic Gardens, se desligaron del sello y se establecieron por su cuenta a través de la red. Su música, hipnótica y seductora, con insistentes secuencias alternadas con pasajes espaciales, temas construídos a base de capas y más capas de sonidos sintéticos y bases rítmicas influídas por el trance o el acid, pero ralentizados a tiempos medios, creando un sugerente espacio muy sofisticado, muy apreciado por fans de todo el mundo.



Dead Can Dance (1.984 - 2.005)


Los australianos Dead Can Dance, dúo formado por Lisa Gerrard y  Brendan Perry, han creado con gran talento un puente entre la modernidad y los tiempos pasados. Como alquimistas, han sabido mezclar las antiguas armonías de la Edad Media y la música folclórica más tradicional con tendencias decididamente actuales. Dead Can Dance llevan ya años publicando música gótica y bella, con profundas letras y melodías oscuras, cantadas por Lisa Gerrard con su voz cautivadora y personal. Cantos medievales sobre paisajes electrónicos, sombríos arreglos para cuerdas, voces que parecen provenir de otros tiempos, sobriedad y dramatismo, ecos de músicas étnicas, cualidades que ayudan a crear un ambiente meditativo y relajante. Imprescindibles en la música ambient, aunque difícilmente clasificables en alguna corriente en concreto. 

Dead Can Dance - Persephone


Brian Eno (1.973 - Actualidad)

Es imposible separar la figura y el nombre de Brian Eno de la música ambient. Considerado su mentor y gurú, Brian Eno ha contribuído de manera fundamental a expandir este género por todo el mundo, creando obras representativas al cien por cien, constituyendo una ideario básico, o si se quiere, una filosofía que va más allá de lo puramente musical. Influído desde sus primeros trabajos por la vanguardia y el minimalismo de compositores como Steve Reich, Brian Eno publicó en 1.978 su Ambient 1: Music for Airports, como ya hemos comentado, todo un manifiesto que marcaría un antes y un después en la corriente. Ha conseguido también un gran éxito colaborando con bandas muy populares como U2 y Talking Heads o artistas como David Bowie. Un sello inconfundible para una música que, parafraseando al propio Eno, puede ser ignorable al mismo tiempo que valiosa.



Brian Eno - Ambient 1: Music for Airports (Album completo)


Edgar Froese (1.974 - 2.005)


El alemán Edgar Froese es otro de los grandes nombres, no sólo de la música ambient, sino de la música electrónica en general. Fundador de uno de los grupos punteros en la década de los setenta, Tangerine Dream, Edgar Froese es un inquieto y experimentador músico que se desenvolvió especialmente en la esfera del Krautrock, y sus trabajos en solitario pueden equipararse sin problemas a los mejores discos de los Tangerine. Tal vez su secreto sea crear música onírica, exótica, un brillante sentido de la melodía y un innovador y talentoso uso de los sintetizadores. Con el paso de los años - principalmente durante los ochenta - Froese se inclinó más hacia el synth-pop y tal vez perdió su encanto original, pero a pesar de todo, ha quedado como uno de los más inspirados músicos del ambient.


Edgar Froese - Epsilon in Malaysian Pale




The Orb (1.988 - Actualidad)

Muy populares durante la década de los noventa, The Orb representa la gran explosión de fusiones de estilos en la música electrónica de finales del siglo XX. Partiendo de influencias de los grandes artistas electrónicos setenteros como Kraftwerk, Klaus Schulze o Brian Eno, pasando por los ambientes espaciales de Pink Floyd, The Orb incorporó otros elementos para crear música híbrida y original, mezcla de ambient, trance, psicodelia y house, aplicando una visión propia y elegante, repleta de samples y efectos de sonido, siempre en busca de la innovación, con el objetivo de sorprender y abrir nuevos caminos. Consiguieron el reconocimiento masivo gracias a los sesiones en los clubes de house y trance, ya que los Djs. de aquellas salas utilizaban su música para crear ambientes más relajados, después del atracón nocturno de drogas. 

The Orb - Little Fluffy Clouds


Penguin Cafe Orchestra (1.976 - 1.997)

Parece ser que una cena con pescado en malas condiciones marcó el inicio de este extraño e inclasificable grupo. Su fundador, el compositor y arreglista Simon Jeffes padeció durante días una intoxicación que le produjo alucinaciones. Estas visiones le inspiraron el nombre de la banda, y las directrices que debía tomar...  Después de escuchar un álbum de Penguin Cafe Orchestra se adivina ese origen surrealista: una mezcla rara de jazz, minimalismo, folclore popular norteamericano y música ambient, expansiva, sin límites creativos, sin apego a ningún estilo en particular, imaginativa y desbordante de ingenio. Durante los años en que esta banda estuvo en activo - hasta el fallecimiento de Simon Jeffes -, han publicado trabajos difíciles de etiquetar, pero sin duda dotados de un impresionante encanto que ha hecho - y hace - las delicias de sus fans.

Penguin Cafe Orchestra - Scherzo and Trio


Steve Reich (1.965 - 2.005)

Steve Reich es uno de los fundadores del minimalismo, y como tal, un compositor muy influyente en los últimos cuarenta años. Aunque en sus inicios era considerado vanguardista - junto con su otro colega minimalista, Philip Glass -, lo cierto es que Steve Reich trajo orden y proporciones a una abominable y caótica vanguardia en la que reinaba la estridencia y la excentricidad. Gran innovador en aspectos como la elección de los instrumentos y la resonancia de los mismos, Steve Reich ha trabajado incansablemente para provocar un impacto en el oyente, gracias a sus simples melodías, la repetición machacona de acordes y secuencias y texturas originales que le han colocado a la cabeza del movimiento minimalista, junto con el citado Glass y su compatriota Terry Riley.




Jonn Serrie (1.987 - Actualidad)


Jonn Serrie es, junto con Steve Roach, el artista ambient que más ha utilizado el cosmos como su principal inspiración. Escuchar la música de Serrie es embarcarse en un viaje a través de las constelaciones. Heredero directo de las incursiones en el espacio sideral de otros artistas como Vangelis o bandas como Pink Floyd, utiliza los sintetizadores para crear música impecable, de variaciones sutiles que no pasan desapercibidas a un oyente deseoso de abstraerse por un rato de la rutina diaria, gracias a un lenguaje repleto de alusiones al espacio, la inmensidad o la pura ciencia ficción. No en vano, el propio Serrie trabajó en la NASA durante los ochenta, y el desgraciado accidente del Challenger de alguna manera le empujó a expresar su pasión por el cosmos a través de su bella música.


4 comentarios:

  1. Grandiosos músicos, compositores y productores… Gran artículo amigos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Víctor... me había dado cuenta de que en el Búnker no habíamos tocado esta corriente de la música tan importante (o casi no lo habíamos tocado), así que había que ponerse con ello... poco a poco publciaremos las siguientes partes... muchas gracias!!

      Eliminar
  2. ¡¡Qué pedazo de artículo!! Me encanta, has ido a escoger artistas grandiosos de verdad!!!! Adoro a Eno, Carbon Based Lifeforms, The Orb, Dead Can Dance........ Jopé, pero todos son magníficos, ¡los pelos de punta!
    Enhorabuena!!!
    Besotes! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, iNe...

      Me alegra que te mole... la verdad es que soy consciente de la mezcla de estilos, pero está claro que desde que Brian Eno sentó las bases del ambient, este estilo ha adoptaco un montón de formas (y ya veo que te gustan todas ellas, jajajaja!)

      Un beso!!!

      Eliminar

Buscar