lunes, 5 de julio de 2010

Wim Mertens: Retrospectives, Vol. I


Por Irene Sanz Montero

Existen numerosos artistas perdidos por el mundo que se merecerían muchísimo más que una simple y modesta reseña en un blog de los cientos que se encuentran cada día en Internet. Wim Mertens, genial compositor, delicado cantante, pianista y guitarrista como pocos en su género, es uno de ellos.
La música que este compositor realiza resulta de lo más interesante, llena de sencillez y de complicación a la vez, de ternura aunque a veces de cierta morriña, de paz pero en ocasiones de inquietud, de vida y color, y a la vez de cierto misticismo. Un buen recopilatorio suyo es el llamado “Retrospective, Volume 1”, que forma una muy buena colección de sus más famosas composiciones.
Todos los amantes de la buena música conocemos de algún modo la archiconocida “Maximizing The Audience”, larga pero ni por asomo monótona canción de Mertens en la que hace un bárbaro alarde del uso del piano, en tanto que en ella colaboran magníficos músicos de la talla de Geoffrey Maingart al violín, o cantantes tan exquisitas como Valérie Koolemans-Beijnen e Ine Van Den Bergh. Una de las canciones más en apariencia sencillas al oído tiene por título “Humility”, en la que el piano es tocado por Mertens de una forma prodigiosamente calmada, siendo así un muy buen ejemplo del sosiego y en cierto modo de la nostalgia que desprende con cada nota y segundo. Muchos catalogarían esta melodía como tranquila, idónea para una situación de paz interior o un momento de calma. Otro buen ejemplo de una leve tristeza es “Close Cover”,
Sin embargo, existen numerosas canciones de Mertens que son capaces de alegrar, de divertir y de entretener enormemente. Tal es el caso de “No Testament”, una magnífica canción que goza de todo tipo de instrumentos: clarinete, violonchelo, trombón, tuba, y otros.
Un ejemplo de la extraordinaria voz de contratenor de Wim Mertens es la canción titulada “A Tiels Leis”, en la que el compositor se ayuda, simplemente, de los delicados acordes de su piano, logrando una armonía perfecta en todos los sentidos.
Se podría seguir hablando mucho más de este artista tan sensacional, pero preferimos que el lector, si tiene curiosidad, indague por sí mismo sobre Mertens y su extensísima obra. Puede asegurarse que no quedará defraudado.

(c) 2010 Irene Sanz Montero




Wim Mertens - Close cover




Wim Mertens - No testament

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar