jueves, 24 de junio de 2010

Loreena McKennit: To Drive The Cold Winter Away



Aquí tenemos otra acertada reseña musical de Irene Sanz Montero. Irene es una profunda conocedora de la música de Loreena McKennit y ha querido compartir con nosotros sus opiniones sobre esta artista, y su álbum "To Drive The Cold Winter Away". ¡Muchas gracias, Irene!

Se puede considerar a Loreena McKennitt, canadiense con ascendencia escocesa, como una de las voces más maravillosas, limpias y potentes de la historia de la música, en nuestra humilde opinión. Además de su fantástica voz, capaz de trasladar al oyente a mundos fuera de todo lo cotidiano, esta singular artista, porque no tiene otro nombre, presume muy justamente de tocar el arpa, el piano, y otros instrumentos que acompañan a su voz en la tarea de hacer perder al oyente todo contacto con la realidad misma que vive día a día. Como artista de música celta es considerada una de las más famosas, y no sin razón.
Uno de sus primeros discos se llama “To Drive The Cold Winter Away”, del año 1987, y sin duda lo catalogaría como uno de los más brillantes de toda su carrera, aún siendo el segundo que creó, tras “Elemental”.
Este precioso disco en conjunto es capaz de transportar a quien lo escuche a lugares antiguos y alejados de toda realidad cotidiana, de hacer evadir sin esfuerzo al oyente, y de hacerle que se sumerja en todo un mundo aparte del conocido, en el que desaparecen las preocupaciones y los problemas. Al mismo tiempo, “To Drive The Cold Winter Away” posee cierto toque melancólico muy hermoso, a la vez delicado y fatuo, como una flor entre la nieve, hermosa pera fugaz. Alguna de las canciones que se pueden encontrar en este disco igualmente pueden ser alegres y sencillas, como, por ejemplo, “The Seasons”, o “The Wexford Carol”, o realmente tristes y serias, como “Let All That Are to Mirth Inclined”, o “Let Us the Infant Greet”. Otra de las canciones de “To Drive The Cold Winter Away” que es muy capaz de hacer imaginar al oyente un lugar alejado de todo y de todos es “Balulalow”, en la que tan sólo canta Loreena, sin instrumento alguno, con su magnífica voz, cristalina y a la vez intensa.
Recomiendo este disco, y en fin, todos los de Loreena McKennitt al completo, a todo aquel amante de la buena música con ganas de abandonar, al menos por un momento, la tediosa realidad que nos envuelve en ocasiones.
(c) 2010 Irene Sanz Montero



Loreena McKennit - The Seasons


Loreena McKennit - Let Us the Infant Greet

4 comentarios:

  1. Fantástico, Irene! Un gran descubrimiento. He tenido la oportunidad de escuchar su disco "The book of secrets", también magnífico. Habrá que seguir más de cerca los pasos de esta Loreena McKennitt.
    Un abrazo desde las trincheras!
    Germán.

    ResponderEliminar
  2. ¡Pues muchas gracias, Germán! La verdad es que cualquier disco que escojas de Loreena McKennitt es una maravilla, y The Book of Secrets no podía ser menos que To Drive The Cold Winter Away. Cualquiera de los dos merece al menos unas palabritas!!!!
    Otro abrazo para tí y los tuyos, hermoso!!!
    Irene.

    ResponderEliminar
  3. Germán, Irene, muchas gracias por vuestras palabras. Es un placer poder leeros aquí!

    ResponderEliminar
  4. Loreena McKennit tiene una de las voces más deliciosas que conozco. Y, particularmente su canción "Marco Polo" es, quizás, una de mis canciones favoritas. Es deslumbrante, brillante, evocadora y poderosa. En fin... que se nota que me gusta esta artista. Gracias Irene por animar a los musicoadictos a adentrarse en la obra de Loreena. Un saludo. Mª Ángeles.

    ResponderEliminar

Buscar